P: ¿Qué puedo hacer para que mi hijo duerma en su cama? Probablemente me he equivocado permitiéndole que duerma conmigo todas las noches desde que era muy pequeño. Durante unos años he ido convenciéndole para que duerma en su cama, pero después de 2 semanas, ha vuelto a la mía. Le da mucha ansiedad y no quiere ir a la cama, incluso con su padre si yo no estoy en casa. Llora y me llama 20 veces, diciéndome que me quiere en casa para poder dormir. ¿Le he hecho yo esto? ¿Es demasiado tarde para cambiar? ¿Qué puedo hacer para ayudarle a superar los problemas de ansiedad a la hora de dormir? No parece tener ansiedad en otras situaciones.

R: En primer lugar, no es demasiado tarde para ayudar a su hijo, pero es necesario que deje de permitirle que duerma en su cama. Esto es importante porque cuando le deja dormir en su habitación, sin darse cuenta está confirmando su noción de que no es seguro estar solo. Reforzar su ansiedad es en realidad algo que muchos padres bien intencionados hacen accidentalmente cuando sus hijos acuden a ellos buscando seguridad. Pero no se preocupe, los padres también pueden cambiar su forma de actuar y ayudar a sus hijos a desarrollar nuevas asociaciones. Sin duda puede empezar a reforzar su independencia a la hora de acostarse a partir de ahora.

Antes de comenzar, mire si puede averiguar qué es lo que teme. Por ejemplo, si tiene miedo a la oscuridad, puede venirle bien alguna terapia de exposición para ayudarle a acostumbrarse a la oscuridad. Si no sabe explicar sus miedos, no pasa nada. Nuestro objetivo final es ayudar a su hijo a que aprenda a tolerar la incertidumbre sin buscar una reafirmación de parte suya. A lo largo de este proceso debería ser cuidadosa de no avergonzarle por sus miedos.

Para ayudar a su hijo a adaptarse a dormir por su cuenta, tiene que hacer algo que se llama “fading”. En este caso, significa que su hijo se va acostumbrando a dormir en su cama a la vez que disminuye su presencia de forma gradual. Puede empezar con él acostado en su cama y usted sentada en una silla junto a él hasta que se duerma. Una vez sea capaz de hacer eso puede alejarse gradualmente la silla de la cama, hasta que esté sentada fuera de la habitación con la puerta abierta.

Dependiendo de lo grave que sea su ansiedad, podría usar un saco de dormir en lugar de la silla. Si en cualquier momento se mete en su cama, levántese inmediatamente y acompáñalo de vuelta a su habitación. Dormir en su cama ha de ser una nueva norma que sea seguida con absoluta firmeza, dejarle volver atrás destruye cualquier progreso que haya conseguido. Conviene que se prepare para el siguiente par de meses porque esto puede requerir mucho trabajo.

Asegúrese de elogiar con sinceridad a su hijo por cada avance. Intente también tener un sistema de puntos preparado, en el cual cada cierto número de puntos consiga un premio que sea realmente motivador para él. Recuerde que esto implica para él también un trabajo duro, y queremos que se sienta bien por los avances que está realizando.

Por último, si intenta esto y parece que no da resultado, o piensa que necesita apoyo para poner en marcha un plan para el “fading” (y mantenerlo), consulte a un psicólogo o a un profesional de la salud mental.

Publicado el 15 de Octubre 2013.

  • Was this article helpful?
  • Yes   No