En el video, el Dr. Jerry Bubrick explica el tratamiento por excelencia para el trastorno obsesivo-compulsivo o TOC (OCD, por sus siglas en inglés). La clave es comunicar un entendimiento de que la ansiedad pasará, incluso sin que el niño realice un ritual o sufra una compulsión.

Transcripción

El tratamiento por excelencia que tenemos para el TOC y trastornos del espectro OC, es una técnica llamada “Exposición y prevención de la respuesta”, donde esencialmente ayudamos a los niños a superar sus miedos al hacer que enfrenten sus miedos directamente.

Los trastornos de ansiedad en general se mantienen mediante la evasión. Entonces, si alguien tiene miedo de algo o les causa ansiedad, van a querer evitarlo. Y evitarlo alivia temporalmente su ansiedad o evita que surja la ansiedad. Pero, en realidad, esto desarrolla y mantiene la ansiedad con el tiempo.

Entonces, exposición y prevención de la respuesta dice: bueno, si estas evitando la situación y eso te empeora a largo plazo, lo que realmente deberíamos hacer es hacer que enfrentes tu miedo en los momentos y de forma muy estructurada y sistemática. Aprendes a acostumbrarte a la ansiedad que proviene de ese proceso.

Y la exposición y prevención de la respuesta funciona principalmente a través de un fenómeno llamado habituación, donde tu cuerpo básicamente se adapta a lo que sea que estaba temiendo, o estaba teniendo dificultades para adaptarse.

Vemos lo mismo con todos los diferentes sentidos. Entonces, en un día caluroso, te lanzas a una piscina fría, tu cuerpo sentirá la temperatura del agua, pero si te quedas en el agua, con el tiempo, tu cuerpo terminará acostumbrándose. La temperatura permanece igual, pero tu cuerpo se adaptó. Lo mismo ocurre con la ansiedad. Cuando hacemos que los niños experimenten lo que temen de manera sistemática y lenta, sienten la ansiedad, pero luego aprenden a acostumbrarse. Aprenden a adaptarse y ya no les molesta.