En una cultura saturada de imágenes alteradas digitalmente de mujeres imposiblemente delgadas, criar a niñas con una alta autoestima puede ser una tarea ciertamente abrumadora. Pero como padres, ustedes tienen una gran influencia sobre sus hijas-tanto por lo que dicen como por lo que hacen. Aquí tenemos algunos consejos de los expertos: Catherine Steiner-Adair, doctora en educación, psicóloga clínica, consultora escolar y creadora del programa Full of Ourselves, un programa socio-emocional para niñas; Anea Bogue, licenciada en arte y autora de “Las 9 maneras en que estamos haciendo daño a nuestras hijas y cómo dejar de hacerlo”, y la creadora de REALgirls, un programa para ayudar a las jóvenes a recuperar el control de sus vidas; y la Dra. Mary Rooney, psicóloga clínica en Child Mind Institute.

1. Dé ejemplo aceptando su propio cuerpo. Las mamás tienen un gran impacto en la imagen corporal de sus hijas. No pregunte “¿Me hacen gorda estos pantalones?”. No se obsesione en voz alta con la comida ni diga nada negativo sobre su apariencia física. Evite lo que la psicóloga clínica Catherine Steiner-Adair llama la “moralidad del lenguaje”-o sea hablar de la comida y de si misma usando las palabras “bueno” o “malo”. Por ejemplo, hoy me he portado mal, he comido pizza. Así que no voy a tomar postre.

2. Enseñe a su hija sobre los medios de comunicación. “Vea la televisión con ella y hable sobre lo que ven”, aconseja la Dra. Steiner-Adair. “Ayúdela a desarrollar un ojo crítico que le permita descodificar y filtrar los mensajes de los medios de comunicación”.

3. No le enseñe a complacer siempre a todo el mundo. Anímela a defender sus necesidades y deseos. “Cree oportunidades para que exprese su opinión”, aconseja Bogue. “Pregúntele “¿Qué es lo que quieres?”. Deje que ella decida, y respete su decisión.

4. Participar en deportes de equipo desde pequeñas. Las investigaciones indican que las niñas que juegan en deportes de equipo tienen la autoestima más alta. “Según mi experiencia”, afirma Bogue, “hay una gran correlación entre las niñas que participan en deportes de equipo y las niñas que sufren menos de baja autoestima, porque ellas se valoran más en relación a la opinión de las niñas, y menos en la de los niños”.

5. Mamás, no pidan prestada la ropa de su hija. “Deje que ella tenga su propio estilo”, afirma la Dra. Steiner-Adair. “Especialmente, y esta es la parte más difícil, si la niña tiene una mamá que según los estándares sociales actuales es más bonita o delgada que su hija”.

6. No elogie su aspecto físico. “Yo creo que necesitamos hacer un esfuerzo muy deliberado para equilibrar nuestros cumplidos sobre el aspecto físico de las niñas con cumplidos sobre quién es y qué HACE en el mundo”, afirma Bogue. “Propóngase alabar a su hija dos veces por razones que no sean su aspecto físico cada vez que alabe su aspecto físico, y haga lo mismo con otras niñas con las que tenga contacto, como las amigas de su hija, sus sobrinas, etc”.

7. Ayúdela a conseguir habilidades que son independientes de su apariencia física. La psicóloga Mary Rooney sugiere que “Participe en actividades que le den un sentido de confianza, en lugar de concentrarse en lucir bien y conseguir cosas materiales, por ejemplo los deportes, el teatro, la música o el arte. Cualquier cosa que en realidad pueda a ayudar a las muchachas a expresarse a través de palabras o creatividad o actividad en lugar de su apariencia física o lo que tienen”.

8. Haga preguntas sobre las asignaturas que su hija estudia en la escuela. Bogue pregunta “¿Incluyen un punto de vista femenino? Pongamos que quiere hacer un árbol genealógico y sólo hace preguntas a los hombres sobre sus recuerdos, su punto de vista. Piense en toda la información que se perdería”.

9. Felicite a su hija por sus esfuerzos en lugar de su desempeño.La Dra. Rooney dice que “Concéntrese menos en el resultado y más en el esfuerzo y el desarrollo de nuevas habilidades”. La maestría es lo que aumenta la confianza, y aprender a tolerar fracasos fomenta la resistencia.

10. Tenga cuidado con las revistas que tiene en la casa. Dice la Dra. Steiner-Adair que “Las investigaciones indican que después de 15 minutos de leer una revista de moda, el estado de ánimo de una muchacha se transforma de curiosidad y entusiasmo en compararse y menospreciarse”.

11. No hable mal de otras mujeres. “Y no deje que los niños y los hombres en su hogar lo hagan tampoco”, añade la Dra. Steiner-Adair. “No deje que los niños se burlen de los otros sobre la comida o la apariencia física. No deje que esto suceda en su hogar. Hace mucho daño”.

12. Papá: No trate a su hija como si fuera una damisela en peligro.Bogue dice que “Cuando los papás tratan a las niñas como si fueran seres frágiles, indefensos y pequeñitos, el mensaje que se les transmite es que ‘Su papel es lucir bien para que venga un hombre para salvarte’. En vez de esto, dele la oportunidad y las herramientas-de cambiar su propia llanta, usar su voz y defenderse, jugar deportes, componerse y levantarse. Creo que una buena pregunta que hacer es ‘Si lo haría con mi hijo, debería estar preparado para hacerlo con mi hija”.

13. Asegúrese de que ella sabe que la amas, sea lo que sea. La Dra. Rooney dice que ella necesita saber que la amará “sin importar de qué manera cambia su apariencia física o cómo hace cierta cosa. Porque aunque los niños dependen tanto de sus amigos para darles consejos cuando son adolescentes, lo que sus padres piensan de ella le importa tanto como siempre”.

  • Was this helpful?
  • Yes   No