Ask An Expert / Dificultades en la crianza

A mi hija de 11 meses le gusta jugar con su cabello y hasta lo jala. ¿Esto es tricotilomanía?

Los síntomas deben ser específicos y perjudiciales para merecer un diagnóstico, y los niños de un año son muy pequeños para ser diagnosticados.

Jerry Bubrick, PhD
Jerry Bubrick, PhD

Senior Clinical Psychologist, Anxiety Disorders Center

Child Mind Institute

Mi bebé tiene once meses, y cuando se está quedando dormida en mis brazos le gusta jugar con su cabello o el mío, con sus dedos, y sigue haciéndolo hasta que empieza a jalarlo. Me da miedo que sea tricotilomanía, porque en mi familia hay un historial problemas psiquiátricos (mi madre tiene trastorno de depresión y mi hermana tiene esquizofrenia). Por otro lado, también pienso que puede ser solamente un hábito y que yo la puedo ayudar a cambiarlo, quizás quitándole la mano del pelo cuando empiece a jalarlo. ¿Necesito encontrar a un psiquiatra, o me espero a ver si este comportamiento desaparece?

En primer lugar, es muy bueno que nos contacte para buscar ayuda, esto demuestra su devoción a su hija y su deseo a educarse acerca de estos asuntos, lo cual va a beneficiarlos a ambos en el futuro.

No conozco ningún tipo de evidencia que muestre que la tricotilomanía pueda manifestarse en los niños tan pequeños como los de once meses; típicamente empezamos a notarlo en los niños entre 7 y 12 años. Pero, la pregunta más importante es, ¿qué es exactamente lo que está haciendo su hija al jugar con el cabello? Yo tengo un presentimiento que es un comportamiento auto tranquilizador que también juega el papel de forjar un vínculo entre ella y usted, su madre. Sin embargo, si ella, de hecho, sí se está arrancando el cabello, y más específicamente, si se lo está comiendo después de que se lo arranque, entonces esto sí sería una causa para que usted se preocupe.

Así que, si no se está arrancando el cabello, y por lo que yo entendí, no lo está haciendo, entonces no es tricotilomanía y no hay ninguna razón por la cual usted debería disuadir este comportamiento. Si usted lo encuentra nocivo, o simplemente está preocupada, una manera fácil de prevenirlo es poniéndole curitas adhesivas en los dedos. Esto “quita el filo al cuchillo”, como dirían.

Suscríbase al boletín semanal.