Ask An Expert / Trastorno del Espectro de Autismo

¿Cómo puedo acostumbrar a mi hijo con autismo a usar el tapabocas?

Sugerencias para ayudar a los niños a mantenerse a salvo.

Bethany Vibert, PsyD

Clinical Psychologist, Autism Center

Child Mind Institute

¿Cómo puedo acostumbrar a mi hijo con autismo a usar un cubrebocas?

Para los niños con autismo las cosas que se ponen en la cara o en el cuerpo pueden ser representar un gran reto. Algunos pueden sentir aversión a ciertas experiencias sensoriales y pueden reaccionar de modos que no podemos entender. Un gran objetivo para empezar a trabajar con su hijo en la preparación para salir al espacio público, incluyendo la escuela, es acostumbrarlo a usar un tapabocas.

Trate de encontrar un momento verdaderamente relajado para presentarle el cubrebocas. Téngalo a la mano en casa si es posible. Podría ser uno que su hijo haya elegido y con el que pueda divertirse, tal vez puede ser de su color o personaje favorito.

Lo he hecho con algunos de mis pacientes y hemos tenido alguno éxito en la práctica del uso del cubrebocas en interiores durante cortos periodos de tiempo. Empiece con pequeñas metas, como sostenerlo sobre su boca durante cinco segundos a la vez, y dé a su hijo una recompensa por hacerlo de manera satisfactoria.  De ahí pasen a períodos más largos de tiempo o a diferentes aspectos de la máscara.

Al hacer esto usted tendrá una idea de lo que le gusta y le disgusta, y de exactamente cuáles serán los problemas específicos del uso del cubrebocas con las que tendrán que lidiar, aquello que podría alimentar la frustración o el rechazo de su hijo. A algunos de mis pacientes les ha parecido incómodo el pequeño hilo o resorte que va detrás de la oreja. Así que hemos probado máscaras que tienen diferentes tipos de cierres, como tiras que se atan detrás de la cabeza.

Así, cuando salgan a la calle, intente volver a pasar la cantidad de tiempo con el cubrebocas que han estado practicando, y refuerce con estímulos y recompensas. Le recomiendo escoger situaciones de bajo riesgo, pequeños viajes a lugares donde realmente no sea importante si algo sale mal. Tal vez un paseo al parque o una salida rápida para practicar el uso del tapabocas.

La meta es dar a su hijo práctica suficiente para preparar el gran momento. Es importante llevar el asunto con calma, modelar el uso de la máscara, y darle tiempo a su hijo para que se acostumbre.