Ask An Expert

¿Debería mi hija que es transgénero hablar con un amigo que publicó discurso transfóbico en línea, o mantenerse alejada de él?

Hablar de ello puede ayudar a su hija a aclarar sus sentimientos, y tomar una buena decisión sobre la amistad

Hameed Kenya CMI
Kenya Hameed, PsyD

Clinical Neuropsychologist, Learning and Development Center

Child Mind Institute

Mi hija es transexual. Recientemente, uno de sus amigos comenzó a publicar discurso antitransgénero en línea. Mi hija dice que su amigo nunca le ha dicho cosas así a la cara, pero se siente herida por los mensajes que ha publicado. Quiero apoyarla, pero no estoy segura de qué decir. ¿Debería ella hablar con esta persona, o es mejor que se mantenga alejada por completo?

Yo le recomendaría que anime a su hija a tener una conversación con esta persona que se supone que es su amigo, por dos razones.

La primera es darle la oportunidad de expresar sus reclamos, y cómo se siente. Creo que a menudo las personas esconden sus emociones de los demás, y eso puede realmente afectar su autoestima y la valoración que tienen de sí mismos. Si alguien nos ofende y no nos damos el tiempo para expresarlo, estaremos potencialmente suprimiendo nuestras emociones, y eso no es saludable.

Es posible que esta sea la primera vez que su hija tenga que lidiar con este tipo de conflicto, pero puede que no sea la última. Es importante darle el espacio para explorar cómo se siente y comunicárselo a la otra persona, particularmente a alguien que le hizo daño. Puede que no esté teniendo esta conversación porque quiere recuperar la relación. Puede que solo quiera comunicar cómo se siente. Es posible que tenga que lidiar con esto una y otra vez en el futuro, y tal vez le resultará cada vez más fácil decir lo que piensa sobre algo ofensivo y explicar cómo eso la ha hecho sentir.

La segunda razón es solo para que se pueda dar una idea de lo que ocurre con este amigo. Parece haber una gran desconexión entre la amistad presencial que tienen y lo que esa persona está haciendo en línea. Su hija necesita juzgar si es o no una amistad que vale la pena tratar de reparar, o si, más bien, necesita alejarse.

Podría ser muy fácil para un padre decir: “Esa persona ya no va a ser tu amigo. Deja de hablarle”. Eso quizás podría tener sentido, pero no le proporciona las habilidades para trabajar en el proceso de resolución de conflictos y tomar buenas decisiones por sí misma de forma independiente en el futuro.