Ask An Expert / Ansiedad

Desde que la familia de una compañera de clase murió en un accidente aéreo, nuestra hija está terriblemente ansiosa de que nos pase algo malo. ¿Cómo podemos ayudarla?

En los niños propensos a la ansiedad, ciertos eventos pueden desencadenar trastornos que requieren tratamiento.

Jamie M. Howard, PhD
Jamie Howard, PhD

Senior Clinical Psychologist, Anxiety Disorders Center; Director, Trauma and Resilience Service

Child Mind Institute

Nuestra hija de 6 años ha empezado recientemente a llorar por la noche cuando es hora de irse a la cama. Le preocupa que algo malo suceda (un tornado, un huracán, un terremoto o un incendio), y que salgamos lastimados. También está afectada por la idea de que un día moriremos y ella se quedará sola. Durante los últimos dos años ha mencionado de manera periódica preocupaciones relacionadas con el fuego y cosas por el estilo, pero por lo general se consolaba fácilmente. Hace unas semanas, la madre y los hermanos de una niña con la que va a la escuela murieron cuando una avioneta se estrelló contra su casa. Creo que esto está teniendo un alto impacto en sus reacciones, pero no estamos seguros de si pudiera ser solo una etapa o si debemos encontrar a alguien con quien nuestra hija pueda hablar. Nos sentimos muy mal por ella y por todas las preocupaciones que tiene últimamente.

Cuando los niños propensos a la ansiedad se enteran de un evento traumático, como este accidente aéreo, a veces se quedan realmente afectados. Escuchar acerca de cosas malas puede servir para ellos como evidencia de que es probable que sucedan cosas terribles, lo que por supuesto no es cierto, y exacerba las ansiedades ya existentes.

Todo parece indicar que su hija es propensa a la ansiedad, y podría estar desarrollando un trastorno de ansiedad, que ocurre cuando las preocupaciones son tan fuertes que empiezan a causar un deterioro funcional (es decir, dificultad para realizar las tareas cotidianas, como ir a la escuela, disfrutar de actividades divertidas y hacer amigos). Y cuando empieza a convertirse en un trastorno, el consuelo que ustedes comúnmente le brindan no es suficiente.

Mi recomendación es que le hagan una evaluación de diagnóstico para determinar qué tipo de ansiedad está experimentando. Podría ser un trastorno de ansiedad generalizada (GAD, por sus siglas en inglés), en el que se tienen muchas preocupaciones incontrolables sobre cosas cotidianas. Preocuparse por el clima, los incendios, los accidentes aéreos es una especie de GAD clásico. Es posible también que pudiera tratarse de TOC (trastorno obsesivo-compulsivo), si ella está haciendo algo para neutralizar sus temores, como por ejemplo pensar: “Si cuento hasta siete, mi mamá no morirá en un accidente de avión”.

Una vez que obtenga un diagnóstico, su hija podría beneficiarse de la terapia cognitivo-conductual o TCC. Un programa de TCC llamado Coping Cat es el tratamiento estándar que se sigue para el trastorno de ansiedad generalizada. Enseña a los niños que a veces nos sentimos asustados porque nuestro cuerpo levanta una falsa alarma de peligro, y entonces esperamos que suceda algo malo, y exageramos la probabilidad de que suceda. Y luego comenzamos a evitar las cosas, porque estamos sobreestimando los peligros, y eso se convierte en un gran problema. Así que enseñamos a los niños cómo desafiar sus errores de pensamiento y adoptar comportamientos más útiles.

Y en la TCC damos a los niños muchos elogios y gratificaciones por ser valientes. Los niños ansiosos tienen que aprender a lidiar con la incertidumbre. Es probable que no vayamos a morir en un accidente de avión, y tenemos que concentrarnos en ser valientes y decirnos que probablemente no sucederá, y eso tiene que ser suficiente.

Puedo entender por qué dice que se sienten mal por su hija, porque ella parece estar realmente afectada por estas cosas. Y al mismo tiempo, quieren ser cuidadosos y responder de una manera cálida, amable y práctica. Si ustedes permiten que la ansiedad de su hija los perturbe, pueden estar reforzándola sin querer, haciendo que parezca que ella realmente tiene algo de qué preocuparse. Es posible que también quieran apagar las noticias de la televisión hasta que ella empiece a controlar su ansiedad, pues a veces los noticieros pueden estimular la ansiedad en los niños pequeños.