Ask An Expert / Medicamento

Mi agresivo hijo de seis años, que ha recibido muchos diagnósticos, reaccionó mal a los estimulantes y a un ISRS. ¿Qué más podemos intentar?

Es fundamental comprender mejor el comportamiento antes de probar nuevos medicamentos

Natalie Weder, MD
Natalie Weder, MD

Senior Child and Adolescent Psychiatrist

Child Mind Institute

Mi hijo tiene seis años. Desde que nació supe que había algo diferente en él. Hemos estado buscando ayuda desde entonces. Ha sido diagnosticado por distintos médicos con TDAH, trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo (DMDD, por sus siglas en inglés), depresión, ansiedad, trastorno oposicional desafiante (ODD, por sus siglas en inglés) y un posible trastorno de procesamiento auditivo. No es perfecto en la escuela, pero se comporta mucho mejor allí que en casa. En casa es desafiante y agresivo, sobre todo con su padre y su hermana de ocho años. Hemos probado tres estimulantes diferentes, y todos ellos causaron un efecto de rebote que magnificó su agresión e impulsividad. Recientemente, probamos un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina o ISRS (SSRI, por sus siglas en inglés), que dos semanas después causó tendencias suicidas. Ya no sé qué más hacer. ¿Podría darnos algún consejo? He oído cosas buenas sobre el Intuniv, pero no sé si esto será adecuado para mi hijo. Me aterra un estabilizador del estado de ánimo por los horribles efectos secundarios que he escuchado que tienen.

No puedo darle un consejo específico porque no he visto a su hijo. Pero puedo decir que ahora mismo lo mejor para su hijo será que le hagan una evaluación muy completa. Las evaluaciones son importantes porque los diferentes comportamientos indican cosas diferentes. Por ejemplo, los arrebatos agresivos pueden ser causados por el TDAH, la ansiedad, la depresión o varios otros trastornos psiquiátricos. Estos trastornos se tratan de manera diferente, por lo que es importante encontrar el diagnóstico correcto.

Usted sabrá que su hijo está siendo evaluado minuciosamente si el médico le hace preguntas detalladas que indaguen en la historia de su hijo, su funcionamiento en diferentes entornos y los factores desencadenantes o agravantes que pueden conducir a sus conductas problemáticas. El médico también podría solicitar hablar con el maestro de su hijo o con otros profesionales que participan en su cuidado para obtener una descripción detallada de sus dificultades.

Cualquiera que sea el diagnóstico que su hijo reciba, es probable que su tratamiento requiera no solo de medicamentos sino también de terapias de comportamiento basadas en evidencias. El tratamiento combinado es el que suele dar los mejores resultados para los comportamientos complejos que se derivan de los trastornos complejos.

Ahora, sobre los efectos secundarios: la mayoría de estos medicamentos existen desde hace mucho tiempo, y han sido muy bien probados. Los medicamentos pueden tener efectos secundarios, pero si el diagnóstico es el correcto y un médico experimentado está monitoreando el medicamento, entonces normalmente cualquier efecto secundario debería poder ser controlado.