Ask An Expert / Trastornos del comportamiento y la conducta

Mi hija de 4 años, con un trastorno de la conducta, asiste a terapia pero no puede componer frases ni expresar sentimientos. ¿Estoy haciendo lo suficiente por ella?

Conviene tener en cuenta diversos tratamientos

Mandi Silverman, PsyD, MBA
Mandi Silverman, PsyD, MBA

Senior Director, Autism Center

Child Mind Institute

A mi hija de 4 años le diagnosticaron un trastorno del comportamiento, pero no autismo. Actualmente está tomando Risperdal (1ml/día). Asiste a terapia de lenguaje y psicomotricidad. Su contacto visual ha mejorado un poco, pero todavía no puede componer sus propias frases. Puede decirme lo que quiere, pero no puede expresar sus sentimientos. No sé si lo que estoy haciendo es suficiente. Me gustaría saber su opinión. Gracias.

Deseo aplaudir que esté tan interesada en la salud mental de su hija. Parece que está trabajando muy duro para asegurarse de que recibe una atención integral. Además, está planteando una pregunta importante que muchos padres se hacen: ¿Estoy haciendo lo suficiente por mi hija?

Es muy común que los niños con trastornos del comportamiento tengan dificultades con habilidades como establecer contacto visual, y planificar y organizar su discurso. Asimismo, no es raro que los niños con retrasos en el lenguaje tengan dificultades para expresar sus emociones con palabras. Aunque los adultos los damos por sentado, expresar las emociones con palabras requiere un procesamiento de orden superior, como reconocer las propias emociones y decir cosas abstractas como “estoy molesto” o “estoy enfadado porque no me escuchas”. Esta es una de las razones por las que algunos niños pequeños recurren a la agresión para expresarse y a comportamientos negativistas en lugar de hacerlo con palabras.

Hay un par de tratamiento que creo que serán útiles para usted y su familia. Las investigaciones sugieren que el entrenamiento de los padres es el mejor tratamiento para los niños pequeños con trastornos del comportamiento. Dado que su hija tiene 4 años, ella y su familia podrían ser idóneas para la terapia de interacción padres-hijos (PCIT, por sus siglas en inglés), que es un tipo de entrenamiento para padres. La PCIT enseña a los padres habilidades específicas, como prestar atención positiva, ignorar los comportamientos negativos, utilizar avisos eficaces y aplicar una estrategia disciplinaria eficaz mediante el uso de tiempos fuera (time outs). El aspecto más singular de la PCIT es que tiene un componente de entrenamiento en vivo, lo que significa que el terapeuta enseña a los padres las habilidades mientras éstos están interactuando con el niño.

Su hija también podría beneficiarse de algún entrenamiento básico de educación afectiva (conocido más simplemente como educación sobre las emociones) para aumentar su “vocabulario de sentimientos”. Le recomendaría buscar tratamiento con un psicólogo especializado en terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés) con niños. Aunque sabemos que la TCC no es tan eficaz con los niños más pequeños, podría ayudar a su hija a aprender conciencia emocional y a ampliar su vocabulario de sentimientos. Sería muy bueno que el psicólogo también colaborara con el terapeuta del lenguaje de su hija para reforzar las habilidades de ese tratamiento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el componente central del tratamiento de su hija debe ser el entrenamiento de los padres mencionado anteriormente.

Si, después de haber implementado estas intervenciones, comprueba que los comportamientos preocupantes y los retrasos en el lenguaje de su hija persisten, es posible que desee buscar una segunda opinión sobre el diagnóstico de su hija. Una evaluación más especializada y exhaustiva podría dar lugar a recomendaciones de tratamiento más reflexivas e individualizadas.