Ask An Expert / Suicidio y la autolesión

Mi hija, que se autolesiona, ha accedido a ver a un terapeuta. ¿Hay algo más que podamos hacer?

Apoyarla será muy importante

Jill M. Emanuele, PhD
Jill Emanuele, PhD

Senior Director, Mood Disorders Center

Child Mind Institute

Nos dimos cuenta del comportamiento antisocial de mi hija últimamente, y me encontré con su diario en el que ha expresado incidentes extremos de autoodio y autolesión. Mi esposo y yo estamos completamente sorprendidos y tristes por lo que hemos leído y encontrado. Cuando la confronté estaba extremadamente arrepentida y expresó sentimientos de impotencia, pero pude hablar con ella y le recomendé algunas lecturas y líneas de ayuda para obtener apoyo. También le pedí que se deshiciera del objeto con el que se “autolesiona”, y ella aceptó. Naturalmente, me sentí inmediatamente aliviada, pero ahora, un par de meses después, su comportamiento vuelve a mostrar señales de depresión. Yo soy una persona positiva y muy social, y me resulta difícil entender las luchas internas de mi hermosa hija. Ella ha aceptado ver a un terapeuta, lo cual haremos, pero ¿qué más podemos hacer? Me aterroriza que se haga más daño a sí misma y que se esté aislando emocional y socialmente.

En primer lugar, es maravilloso que usted esté tan presente para su hija. Es alentador que haya podido hablar con usted sobre cómo se sentía una vez que se enteró y le habló sobre hacerse daño.

La autolesión es un comportamiento que, lamentablemente, está apareciendo con más frecuencia en los preadolescentes y adolescentes. Hay muchos padres como usted que se sorprenden completamente cuando descubren que su hijo se está autolesionando, y a menudo se sienten abrumados por lo que tienen que hacer para ayudar.

Los años de la adolescencia son una época en la que los niños experimentan tremendos factores estresantes, y a menudo carecen de habilidades efectivas para manejarlos. Cuando los niños tienen un gran dolor emocional, hay varias maneras de tratar de aliviarlo, incluyendo la autolesión. No está claro el tipo de dolor que sufre su hija, pero es posible que esté experimentando una tristeza o ansiedad considerable. Ver a un terapeuta será un paso importante, porque él o ella podrá determinar con qué está teniendo que lidiar y cómo ayudarla.

Generalmente hay cuatro razones por las que las personas se autolesionan. Algunas personas se autolesionan porque se sienten entumecidas y quieren sentir algo. Otras personas experimentan un fuerte impulso de hacerse daño a sí mismas, y descubren que hacerlo los ayuda a calmarse y a aliviar temporalmente sus malos sentimientos. Dicen que sentir el dolor del corte es mejor que sentir su dolor emocional. Los niños también pueden autolesionarse para comunicar que están en apuros y necesitan ayuda o, por otro lado, pueden hacerlo para conseguir que otras personas se alejen.

Además, debe saber que el que un niño se esté autolesionando no significa necesariamente que quiera suicidarse. La autolesión no suicida es diferente de los pensamientos y comportamientos suicidas. Aun así, es un comportamiento peligroso, y es importante tomarlo en serio.

Además de llevar a su hija con un terapeuta, hay otras cosas que usted puede hacer. Una es reconocer su papel en la terapia. Puede ser de apoyo y participar cuando su participación sea necesaria, pero incluso reconocer que ella va a necesitar espacio en la terapia para hablar por sí misma, también. Del mismo modo, en casa puede darle espacio cuando lo desee y también asegurarse de que usted está ahí para ella cuando necesite apoyo, además de pasar tiempo regularmente con ella, si es que está dispuesta a ello.

Es posible que usted también quiera obtener apoyo para usted misma. Usted y su marido pueden apoyarse mutuamente; pueden hablar con amigos y familiares. Aprender más sobre la autolesión puede ser bueno para usted también. Hay varios libros sobre los niños y las autolesiones. Helping Teens Who Cut: Understanding and Ending Self-Injury, de Michael Hollander, es uno que quizás quiera leer.

Finalmente, muchos niños que se autolesionan participan en un tipo de tratamiento llamado terapia dialéctica conductual (DBT, por sus siglas en inglés). Esta terapia, entre muchas otras cosas, enseña a los adolescentes a manejar más eficazmente las emociones fuertes, sin necesidad de recurrir a conductas peligrosas como la autolesión. Este podría ser un tratamiento útil para su hija.