Ask An Expert / Trastornos de Ansiedad

Mi hija que tiene problemas de ansiedad está preocupada por tener su periodo. ¿Qué puedo hacer?

Intente ser objetiva y brindarle seguridad

Rachel Busman, PsyD
Rachel Busman, PsyD, ABPP

Senior Director, Anxiety Disorders Center; Director, Selective Mutism Service

Child Mind Institute

Mi hija tiene 10 años y está diagnosticada con trastorno de ansiedad generalizada, mutismo selectivo y trastorno de pánico. He estado intentando explicarle que pronto tendrá su periodo y que no debería preocuparse mucho por eso, pero sé que le aterroriza la idea de que le salga sangre de su cuerpo. ¿Cómo la preparo para esto sin asustarla demasiado? ¿Debería hablar con su terapeuta o usar libros sobre el tema? Agradecería cualquier consejo que puedan darme.

Es importante empezar por descubrir exactamente cuáles son los miedos o preocupaciones de su hija. ¿Su hija ha expresado que de hecho está preocupada por la menstruación? Pregunto esto porque a veces podemos subestimar la capacidad que tienen los niños para hacer frente a las cosas. He trabajado con muchas niñas que tienen trastornos de ansiedad pero que no estaban preocupadas más allá de lo normal por el inicio de su periodo. Su primer paso debe ser tener una conversación franca con su hija para determinar exactamente cuáles son sus miedos y expectativas.

Si su hija tiene miedo de que inicie su periodo o de que le salga sangre de su cuerpo, entonces sería bueno que hablara sobre estos miedos con su terapeuta. Los terapeutas están no solo para hablar sobre los problemas por los que iniciaron la terapia, sino también para hablar de cualquier miedo nuevo que surja en el camino. Incluso yo sugeriría que usted haga una cita aparte, sin su hija, para crear un plan que ayude a que su periodo parezca menos aterrador. Esperemos que su terapeuta conozca bien a su hija, y que esté en posición de brindarle a usted apoyo y orientación sobre cómo hablar con su hija acerca de la pubertad. Si usted cree que a su hija le interesaría un libro, pídale a su terapeuta que le recomiende uno. A veces los programas de salud de las escuelas también pueden tener buenas sugerencias.

Cuando esté hablando con su hija sobre su periodo, asegúrese de responder a sus preguntas de manera honesta y apropiada para su edad, así como de corregir cualquier mito y evitar eufemismos que pueden ser confusos como decir que con la menstruación “se convertirá en mujer”. Lo más importante es que usted contribuya a que ella perciba su periodo como algo normal, y le explique que esto es algo que le sucede a todas las niñas y que no es peligroso.

Suscríbase al boletín semanal.

También es una buena idea crear un plan sobre lo que ella debe hacer cuando inicie su periodo. Asegúrese de que sepa en dónde encontrar las toallas sanitarias en su casa y déjele saber que siempre puede ir a hablar con la enfermera de la escuela si necesita ayuda.

La pubertad origina naturalmente preguntas, así que hablar de ellas no tiene que ser cosa de una sola vez. Trate de tener una serie de conversaciones con su hija sobre todas las cosas que están sucediendo en su vida. Especialmente con las niñas que tienen ansiedad usted quiere ser objetiva y brindar seguridad al mismo tiempo. Tener conversaciones tranquilas y regulares debería ayudar.