Ask An Expert / Ansiedad

Mi nieto de 5 años, que actualmente está viviendo con su papá, llora por cualquier cosa. ¿Alguna idea que pueda ayudar?

Es normal que los niños tengan dificultades para adaptarse después de muchos cambios

Amanda G. Mintzer, PsyD
Amanda Mintzer, PsyD

Director, Social Anxiety Program
Clinical Psychologist, Anxiety Disorders Center

Child Mind Institute

Tengo dos nietos de 3 y 5 años. Viven con su papá y su novia, y ella tiene una hija de 6 años con TDAH. Lo que me preocupa es que mi nieto de 5 años llora por todo. En el último año y medio estuvo moviéndose entre las casas de su papá y de su mamá, y ahora está con su padre de forma permanente. Su mamá lo había sacado del preescolar, y justo ahora está por regresar. Al principio le iba bien, pero ahora llora si su padre está durmiendo (él trabaja por las noches), llora si recibe atención y cuando no la recibe. Llora por ir al kínder, y la maestra dijo que podría reprobar porque no sabe todas las cosas que los demás niños saben. Y ahora, cuando mi nieto de 5 años llora, el de 3 años también empieza a llorar. Todos estamos al borde del colapso y no entendemos qué le pasa. ¿Alguna idea que pueda ayudar? Mi hijo culpa a la hija de su novia por los problemas de mi nieto. Por favor, ayúdenos.

Primero que nada, lo que realmente me llamó la atención es el cariño con el que usted se refiere a todos y lo grandioso que es el hecho de que usted sea parte de este sistema familiar. Es evidente que usted se involucra en el cuidado de sus nietos y se preocupa por ellos, y ellos son afortunados de tener a alguien así.

Puede ser caótico y a veces traumático para los niños tener que alternar entre mamá y papá durante un año y medio, y no es de extrañar que los niños experimenten miedo de separación cuando falta uno o ambos cuidadores. Parece que su nieto mayor tiene un apego saludable a su padre, y puede estar experimentando una ansiedad por separación normal, así como sentimientos de preocupación debido a que ha estado yendo y viniendo tanto.

Asimismo, no es inusual que los niños tengan ciertas dificultades de adaptación cuando han dejado de seguir la rutina normal de ir a la escuela. Parece que su nieto está pasando por una mala racha y su hermano menor podría estar modelando su propio comportamiento siguiendo el ejemplo de su hermano mayor. El hecho de ir a una nueva escuela, empezar el jardín infantil y vivir con papá, una nueva mujer y un tercer hijo es ciertamente un gran cambio para cualquiera, especialmente para un niño. En la medida de lo posible, trate de ser una fuente constante de apoyo para él. Intente estar ahí para él y señalar los posibles aspectos positivos de estos cambios diciendo cosas como: “Ahora hay más personas en tu vida que te quieren”. Si le parece que esto pudiera ser algo demasiado difícil de entender para él, simplemente pregúntele cómo se siente y dele la oportunidad de tener alguien con quien hablar. Esto podría ser de gran ayuda para él.

Si bien no creo que la hija de la novia de su hijo tenga la culpa, lo cierto es que todo su sistema familiar parece haber cambiado recientemente, lo que puede ser bastante difícil. Tal vez sus nietos estén recibiendo menos atención de la que acostumbraban. Si su hijo pudiera dedicar aunque fueran solo cinco minutos al día para tener un tiempo especial con cada uno de los niños (con una actividad que ellos elijan, como ir al parque o jugar a un juego de mesa), esa atención especial le resultaría muy agradable a su nieto mayor y lo ayudaría a sentirse apoyado. Contar con un apoyo adicional fuera de casa también podría ser un camino a explorar. Ahora que su nieto mayor está en el jardín infantil, podría ser una buena idea avisar a los maestros que él está teniendo algunos problemas en casa, para que puedan vigilarlo y prestarle atención adicional en la escuela.

Si el llanto de su nieto persiste y los maestros notan cambios de comportamiento, o de humor, o problemas académicos, podría ser el momento de consultar a alguien que pueda brindar terapia individual o familiar para ayudar a todos a comprender mejor los cambios en el sistema familiar. Por último, la capacitación para padres, que es un enfoque basado en evidencia, es un tipo de intervención extremadamente útil que ayuda a padres y cuidadores a manejar mejor los problemas de conducta de sus hijos, tanto en el hogar como en la escuela.