Ask An Expert / Mutismo selectivo

Mi sobrina se niega a hablar con los adultos, pero con los niños es la líder del grupo. ¿Podría tener mutismo selectivo?

Socializar con niños de su edad no descarta necesariamente el mutismo selectivo.

Raquel Cumba, PhD

Mi sobrina tiene 6 años y ha sido muy tímida ante cualquier persona que no sean sus padres y abuelos, que son las personas con quienes vive. Es tan tímida que se niega a hablar, a comer o a moverse, y simplemente juguetea con sus dedos y se muerde los labios. Parece como si tuviera mucho miedo de algo, pero el hecho es que no habla ni se relaja hasta que los invitados se hayan ido. Lo que es sorprendente es que si hay niños de su edad, entonces se abre, aunque sea la primera vez que los haya visto. Pero no importa cuántas veces se encuentre con ciertos adultos de la familia, ella simplemente se congela. No se mueve. Esto me confunde, porque no sé si se trata de mutismo selectivo, del trastorno afectivo estacional o de otra cosa. Consejos, por favor.

Gracias por buscar consejo a nombre de su sobrina. La incapacidad de hablar en determinadas situaciones sociales y de hablar cómodamente con los miembros más cercanos de la familia en casa, así como la dificultad para iniciar interacciones sociales y la inhibición del comportamiento (es decir, parecer congelado), son características que suelen asociarse con el mutismo selectivo (SM, por sus siglas en inglés). Todos nuestros estudios sobre el SM nos han llevado a entenderlo mejor como un trastorno de ansiedad. Usted ha mencionado que ella es tan tímida que se niega incluso a comer y a moverse cuando está cerca de otras personas que no sean sus padres y abuelos, lo que realmente indica el alto nivel de ansiedad que experimenta. Para muchos niños con SM, su ansiedad va más allá de su capacidad de hablar e incluso afecta su capacidad de relacionarse de forma no verbal con otras personas.

Muchos padres de niños con diagnóstico de mutismo selectivo describen sentirse desconcertados por lo que parece ser una variación aleatoria de con quién hablan o no. Cuando proporcionamos a los padres psicoeducación sobre mutismo selectivo en el Child Mind Institute, solemos enumerar tres variables que pueden afectar la capacidad de un niño para hablar (personas, lugares y situaciones), y explicamos que los niños con SM pueden verbalizar en diferentes grados según estas tres variables. Después, ayudamos al niño, a los miembros de su familia y a menudo colaboramos con la escuela para que, de forma gradual y sistemática, el niño practique la “conversación valiente” con las personas de su vida que son importantes y con las que no habla actualmente.

Entiendo su sorpresa por el hecho de que ella se convierta en la líder de la manada cuando está con un grupo de niños. Pero el hecho de que se sienta cómoda socializando cuando está con personas de su edad no descarta el mutismo selectivo.

Entonces, en conjunto, le recomiendo que su sobrina busque la evaluación de un profesional de la salud mental que pueda evaluarla adecuadamente, determinar un diagnóstico e iniciar un tratamiento. La buena noticia es que el tratamiento conductual, como he descrito parcialmente más arriba, es muy eficaz para tratar a los niños con mutismo selectivo. Es importante tener en cuenta que las investigaciones indican que cuanto antes se realice la intervención, mejor será la respuesta del niño ante el tratamiento.