Ask An Expert / Ansiedad

¿Qué tanto debería presionar a mi hijo de 9 años para que supere su ansiedad?

Aprender a tolerar el miedo es clave para superarlo.

Jerry Bubrick, PhD
Jerry Bubrick, PhD

Senior Clinical Psychologist, Anxiety Disorders Center

Child Mind Institute

Mi hijo, que ahora está en tercer grado, ha tenido ansiedad la mayor parte de su vida. Su ansiedad no es circunstancial, y afecta casi todas las áreas de su vida. Él tiene reacciones muy fuertes a los cambios, a las nuevas experiencias y a los entornos sociales no familiares (por ejemplo, los deportes de equipo, citas de juego en las casas de los otros niños, etc.). Y como resultado, siempre se aleja de cualquier cosa que él percibe como estresante. La cuestión es, ¿Qué tan duro lo debería empujar contra su ansiedad? Si lo presiono a hacer deportes para que desarrolle una tolerancia (disfrutando de las endorfinas), ¿va a haber un beneficio para él o solamente le causará más estrés, metiéndolo en una situación que no está preparado a tolerar? ¡¿Dónde están las instrucciones?!

Como un padre, entiendo completamente el dolor que se siente al saber que su niño está sufriendo ansiedad, y querer hacer todo lo que se pueda para prevenir ese sufrimiento. Pero, como un psicólogo, sé que hay mucho valor y poder en la superación de sus miedos, y quiero que los niños crezcan y maduren a través de sus experiencias. Así que, el dilema de qué tanto debería empujarlo y causarle (temporáneamente) dolor es complicado. Si existiera un instructivo, la respuesta se encontraría bajo los subtítulos llamados “Entender la ansiedad” y “Habilidades de afrontamiento”.

La ansiedad es una emoción humana normal, y, en cantidades razonables, puede ser una fuerza positiva y protectora. Sin embargo, cuando los niveles de ansiedad son excesivos y/o están fuera de control, la ansiedad tiende perturbar y hacer daño a nuestras vidas. Los trastornos de ansiedad son el resultado de tener niveles muy elevados de miedo sin tener las habilidades de afrontamiento adecuadas.

Las personas con trastornos de ansiedad tienden a cometer dos errores fundamentales: sobreestiman por completo lo mal que una cierta situación irá y subestiman su capacidad para enfrentarse con eficacia a esta misma situación. Evitando la situación puede aligerar la ansiedad, pero la única habilidad de afrontamiento que aprendió es la de evitar las cosas que le causa miedo. No se da cuenta de que al evitar o al escapar, está empeorando la potencia de su ansiedad para la próxima vez.

Es por eso que tenemos que alentarlos a enfrentarse con sus miedos, y apoyarlos para fortalecer sus habilidades de afrontamiento. Necesitamos darles mejores herramientas para enfrentar y superar la ansiedad, y prepararlos para el éxito, en vez de permitirles que renuncien o que nunca empiecen.

Queremos que los niños puedan entrenarse a ellos mismos positivamente y que se apoyen a ellos mismos diciéndose cosas como: “puedo hacer esto” y “tengo formas de combatir mi ansiedad si es que llega”, y “puedo lidiar con las situaciones difíciles”. Queremos que entren a estas situaciones con confianza y con orgullo, y que salgan con un sentido de dominio. Esto los animará a intentarlo una y otra vez. Fomentando otras actividades, como los deportes para estimular la producción de las endorfinas, es maravilloso y físicamente saludable, pero puede que no le brinde las habilidades que necesita para enfrentarse a las situaciones que le provocan ansiedad. Si fuera usted, animaría a su hijo a que se enfrente lentamente a estas situaciones y lo alabaría con abrazos, besos y chocado de palmas por haberse esforzado. Usted puede aumentar la cantidad de tiempo que duran estas tareas con el tiempo, permitiéndole que vaya progresando. Prepárelo para el éxito y deje que aprenda que la ansiedad se puede superar.