Lo lamentamos. Esta página no tiene version en español. Vaya la página de inicio.

Blog

Así como Simone Biles y Naomi Osaka, nuestros hijos pueden ser héroes de la salud mental

August 31, 2021

Llevo varias décadas trabajando en el área de la salud mental de niños y adolescentes, y nunca he visto nada parecido a lo que estamos viviendo hoy. Nuestros héroes, estrellas del pop, del cine y del deporte, están normalizando los problemas de salud mental a los que muchos de nosotros y nuestras familias nos enfrentamos cada día. Ellas están enviando el fuerte mensaje de que no hay que avergonzarse de pedir ayuda, y ese mensaje no podría llegar en un momento más crítico para los niños de Estados Unidos.

De niños nos enseñan que cualquiera puede convertirse en un héroe. Los héroes surgen de circunstancias improbables para lograr cosas extraordinarias, desde la mitología griega hasta el Universo Marvel. Lo más importante es que se sacrifican para conseguir algo más grande que ellos mismos.

Las valientes trayectorias de estrellas como Simone Biles y Naomi Osaka nos llegan a muchos. Siempre las hemos admirado por sus dotes en atletismo, pero ahora han sacrificado sus objetivos profesionales inmediatos por una comprensión transformadora: el bienestar mental es la base de todo lo demás. Están diciendo con valentía que sus logros deportivos, su prestigio y, lo que es más importante, su felicidad como personas se apoyan en una base de buena salud mental. Al poner la salud mental en primer lugar, en la cima de su fama, están cambiando nuestra sociedad hacia algo mejor.

Y ellas están enviando un mensaje poderoso a nuestros hijos. Como muchos estadounidenses, me sorprendí cuando vi que Biles se había retirado de la competición de gimnasia por equipos en los Juegos Olímpicos de Tokio. Pero rápidamente se convirtió en admiración cuando la escuché admitir que ella también tiene problemas de salud mental. “Tenía que hacer lo que es correcto para mí y no poner en peligro mi salud y mi bienestar”, dijo.

La presión que sienten los deportistas olímpicos se refleja en los acontecimientos olímpicos y no olímpicos de la vida de nuestros hijos, ya sea lanzando en un partido de béisbol de la escuela o haciendo un examen semanal de ortografía. No se trata del impacto del evento, sino de cómo se siente el niño ante el mismo. Lo que han hecho Biles y Osaka es demostrar que incluso los más grandes pueden tener problemas, y que no pasa nada por admitirlo. Está bien hacer una pausa, procesar y pedir ayuda. Incluso está bien decidir un nuevo camino a seguir.

Puedo decir que esta honestidad y fuerza se tradujeron en un impacto inmediato para la niña de 12 años que estoy tratando por ansiedad de separación. Cuando le hablé de Biles, vi que un sentimiento de alivio en su rostro. Decía: “Alguien más se siente como yo. No estoy sola”.

Los trastornos mentales son los problemas de salud más comunes de la infancia y la adolescencia, y afectan a uno de cada cinco niños. Y los niños no “superan” estos problemas, de hecho, aumentan el riesgo de depresión más tarde, fracaso escolar, abuso de sustancias y suicidio. Más de 6.000 jóvenes de entre 15 y 24 años mueren por suicidio cada año, y 1,2 millones de adolescentes llegan a urgencias cada año por ideas o intentos de suicidio. Más escalofriantes son los que sufren en silencio: dos tercios de los niños y adolescentes con un trastorno de salud mental nunca recibirán la ayuda que necesitan.

Una gran barrera para buscar atención es el estigma. Cuando una persona famosa, un héroe, se sincera, da a los niños el ejemplo más increíble. Los jóvenes que los observan saben que si una deportista olímpica o una campeona de tenis pueden dar prioridad a su bienestar mental en el mayor escenario del mundo, yo también lo puedo hacer.

Cuando los atletas demuestran este autocuidado es aún más importante, porque muestra explícitamente a los niños que la salud mental es salud. La salud mental y la salud física no deben ni pueden verse como cosas separadas. Queremos que todos presten atención a su bienestar total.

Todos los años, el Child Mind Institute organiza una campaña en la que participan personajes famosos que ofrecen un punto de vista sincero de sus propios problemas de salud mental. Hay un poder intenso en escuchar que aquellos a quienes idolatramos comparten nuestras luchas, nuestras ansiedades, nuestra sensación de incertidumbre e incluso de vergüenza. La segunda parte, y la más importante, de ese mensaje es que siempre hay ayuda, sólo hay que pedirla.
Defenderte a ti mismo y a tu salud no es egoísta, es heroico. Tómalo de los héroes que todos admiramos.

Etiquetado con: Sin categorizar
Harold S. Koplewicz, MD
Harold S. Koplewicz, MD, es el presidente fundador y director médico del Child Mind Institute.Es uno de los principales psiquiatras … Lea la biografía