Cómo manejar un evento importante que se avecina

Si la muerte ocurre alrededor de un día festivo, no es realista esperar que de verdad pueda tener una celebración feliz. Es posible que pueda encontrar momentos de felicidad, pero es probable que todos se preocupen por la pérdida de la persona que ha muerto y no debe tratar de ocultar o forzar a su hijo a ocultar su dolor. Dicho esto, aún debe reconocer las ocasiones importantes, como el cumpleaños o la graduación del niño, porque ignorarlo también puede ser doloroso.

Si la persona que ha muerto es alguien cercano, todo el año será un año de “primicias” sin esa persona, por lo que las celebraciones como el primer Día de Acción de Gracias, cumpleaños, Navidad o Hanukkah sin esa persona serán difíciles. Haga lo que pueda para mantener las tradiciones lo más posible, pero sepa, una vez más, que usted y su hijo probablemente experimentarán momentos de alegría junto con algo de tristeza.