Consejos para la muerte de una mascota

Para muchos niños, especialmente niños pequeños, la muerte de una mascota de la familia puede significar la pérdida de un amigo para toda la vida. También puede ser el primer encuentro personal de su hijo con la muerte. Sea abierto y honesto sobre el incidente si la muerte ocurre inesperadamente. Si su mascota sufre de una enfermedad que requiere que se le sacrifique, asegure a su hijo que su veterinario ha hecho todo lo posible pero que su mascota estaba demasiado enferma para recuperarse. Evite frases potencialmente vagas y confusas, como “dar de baja”. A los niños que se les dice que la mascota fue “puesta a dormir” pueden desarrollar el temor de irse a dormir.