Qué esperar de los niños de 2 a 4 años

A esta edad, los niños carecen de una comprensión real de la muerte y, por lo general, no pueden procesar su permanencia. Están muy orientados hacia el presente y no entienden que la muerte significa “para siempre”. Pueden hacer las mismas preguntas una y otra vez. Sea paciente, constante y tranquilizador. El niño que está en duelo puede tener una serie de respuestas breves pero intensas.

  • Posibles expresiones de dolor: regresión a comportamientos anteriores como chuparse el dedo y orinarse en la cama, problemas para dormir, irritabilidad, confusión.
  • Cómo puede ayudar: proporcione respuestas honestas, directas y breves a sus preguntas y mucha tranquilidad y afecto. Una rutina constante también es útil. A esta edad el juego es su salida para el duelo.