Qué esperar de los niños de 7-13 años

A esta edad, el pensamiento de los niños ha madurado y son más lógicos. Es posible que aún quieran ver la muerte como algo que es reversible, pero están empezando a comprender que es definitiva.

Los niños en edad escolar tienden a hacer preguntas específicas y desean detalles. También pueden estar preocupados por cómo otros responden a la muerte. Quieren saber cuál es la manera “correcta” de responder, y están empezando a tener la capacidad de llorar, comprender y reconocer el llanto en los demás.

A pesar de que su pensamiento es más lógico, pueden temer demasiado a las enfermedades y a las lesiones porque no entienden bien los mecanismos por los cuales las personas mueren. Los niños también pueden fijarse en por qué alguien murió, especialmente si viola sus principios lógicos de lo correcto y lo incorrecto. En ambas circunstancias, trate de ayudar a los niños a desarrollar una explicación para la muerte que tenga sentido para ellos. Cuando se hacen mayores, pueden comenzar a comprender la pérdida de una manera más sofisticada.

  • Posibles expresiones de dolor: regresión, problemas escolares, alejarse de los amigos, mal comportamiento, cambios en los hábitos de alimentación y de sueño, preocupaciones abrumadoras sobre su propio cuerpo, pensamientos sobre su propia muerte.
  • Cómo puede ayudar: fomentar la expresión de los sentimientos sin importar cuáles sean. Explique las opciones y permítale elegir entre funerales y servicios conmemorativos. Esté presente, pero también permita que tenga tiempo a solas. Fomente las salidas y desahogos físicos. No evite hablar sobre la muerte ni contestar a sus preguntas.