RAD: Factores de riesgo

Un niño que ha experimentado abuso, negligencia o cualquier otro tipo de cuidado deficiente corre el riesgo de desarrollar el trastorno de apego reactivo. A pesar de esto, la gran mayoría de los niños que han sido abusados o descuidados, o que han sido colocados con múltiples cuidadores no desarrollan este trastorno.

Relacionado:

Atención especializada para los trastornos de salud mental infantil