Trastorno de estrés agudo: ¿Qué es?

Es perfectamente normal que un niño esté molesto por un evento inquietante, como un desastre natural o acto de violencia, accidente grave, emergencia médica o el suicidio de un miembro de la familia. Sin embargo, si un niño experimenta una reacción particularmente fuerte ante un evento perturbador, puede resultar no solo en dificultades para afrentar el evento, sino también en la capacidad de funcionar en el hogar, la escuela y los entornos sociales. Cuando esto sucede de 3 días a un mes después del evento, posiblemente sea el resultado de un trastorno de estrés agudo. 

Si los síntomas no desaparecen después de un mes, el niño puede progresar al más perjudicial de largo plazo, el trastorno de estrés postraumático o TEPT (PTSD, por sus siglas en inglés).