Trastorno de acumulación: Diagnóstico

Cuando se diagnostica el trastorno de acumulación, los proveedores de servicios de salud mental comprueban tres características principales: la dificultad persistente para desechar o desprenderse de las posesiones, independientemente de su valor real, los espacios habitables desordenados por tener tantas posesiones y la angustia o el deterioro funcional significativo.