TDDEA: Diagnóstico

Un médico que esté considerando el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo buscaría estallidos severos de temperamento que ocurran, en promedio, tres o más veces por semana durante al menos un año. Además, el estado de ánimo del niño entre los estallidos debe ser enojado o irritable. Los síntomas deben ser consistentes, sin interrupciones de más de tres meses. Los estallidos o los estados de ánimo elevados o expansivos que duran unas pocas horas o que se extienden durante unos cuantos días es más probable que sean señales de manía, lo que descartaría el TDDEA. El diagnóstico de TDDEA no debe hacerse antes de los 6 años (cuando los estallidos o berrinches son parte del desarrollo típico) o después de los 18 años, y el inicio de los síntomas suele suceder antes de los 10 años.