Discapacidad intelectual: A qué estar atento

Los niños con discapacidad intelectual aprenden más lentamente que los niños con un desarrollo típico. Estos déficits de aprendizaje generalmente se aplican a muchos tipos de aprendizaje y a través de diferentes etapas de desarrollo. Los niños pequeños con este trastorno pueden aprender a sentarse, gatear, caminar o hablar más tarde que otros niños. La mayoría de los niños con este trastorno tiene dificultades para desarrollar las habilidades de comunicación, así como para interpretar y aplicar la nueva información. Estos niños suelen tener problemas para mantenerse al día en la escuela.

Los niños mayores con discapacidad intelectual pueden mostrar déficits en las habilidades de memoria, sociales y de resolución de problemas. La falta de inhibiciones sociales también puede ser una señal de que un niño tiene este trastorno, no porque el niño esté “portándose mal” o “rebelándose”, sino porque tiene dificultades para interpretar las señales que indican qué tipos de comportamiento son apropiados en una situación determinada.

Los niños con discapacidad intelectual a menudo tienen dificultades con las habilidades de adaptación, o las tareas de la vida diaria, que típicamente los demás niños no experimentan.

Relacionado:

Hitos del desarrollo