TDM: Factores de riesgo

Los niños que tienen un temperamento negativo son más propensos a desarrollar un trastorno depresivo mayor. Los que tienen familiares de primer grado que padecen depresión también tienen más riesgo, al igual que los niños que han tenido experiencias adversas en la infancia. El hecho de padecer otro trastorno grave o una enfermedad crónica o incapacitante también hace que los niños sean más propensos a desarrollar una depresión.

Relacionado:

Trastornos del estado de ánimo y las adolescentes