Trastorno dismórfico corporal: Tratamiento

El tratamiento para el trastorno dismórfico corporal incluye terapia cognitivo-conductual y medicamentos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS (SSRI, por sus siglas en inglés). En casos graves, cuando un niño o adolescente está en peligro de hacerse daño a sí mismo, puede ser necesaria la hospitalización psiquiátrica. No se considera que la cirugía estética sea un tratamiento exitoso para el trastorno dismórfico corporal. En el mejor de los casos, la cirugía estética puede proporcionar una solución temporal, pero no trata las causas fundamentales del trastorno. Después de una cirugía estética relacionada con un defecto percibido, el niño o adolescente puede comenzar a obsesionarse con un nuevo defecto percibido en su apariencia.