Guía básica sobre el trastorno negativista desafiante

El trastorno negativista desafiante o TND es un trastorno de salud mental infantil que consiste en rebelarse contra los padres, negarse a seguir las normas y otros problemas graves de comportamiento. En esta guía aprenderá los signos y síntomas del trastorno negativista desafiante, cómo se diagnostica y cómo se trata.

TND: ¿Qué es?

Todos los niños se portan mal algunas veces, pero los niños que tienen trastorno negativista desafiante o TND (ODD, por sus siglas en inglés) tienen un patrón bien establecido de problemas de conducta que son más extremos que los de sus compañeros. Una forma de distinguir entre el comportamiento perturbador típico y el TND es la severidad del comportamiento y su duración. Para ser diagnosticados con TND los niños deben haber tenido problemas de comportamiento extremo durante al menos seis meses.

El trastorno negativista desafiante también es referido como trastorno oposicionista desafiante.

TND: A qué estar atento

Los niños que tienen TND tendrán un patrón bien establecido de problemas de conducta, incluyendo las siguientes señales:

  • Estar inusualmente enojado e irritable
  • Perder los estribos a menudo
  • Molestarse fácilmente
  • Discutir con figuras de autoridad
  • Negarse a seguir las reglas
  • Molestar deliberadamente a la gente
  • Culpar a los demás por los errores
  • Ser vengativo

Al responder a estos problemas de conducta repetidos, los padres a menudo son empujados a un extremo y pueden volverse más permisivos o más coercitivos. Desafortunadamente, ninguno de los dos extremos cambiará de manera efectiva el comportamiento de su hijo y, en cambio, puede conducir inadvertidamente a interacciones más negativas y patrones de comportamiento hostiles que se convierten en rutina. Un sello distintivo del TND es el precio que cobra en las relaciones familiares.

Algunos niños con TND también pueden tener problemas de conducta en la escuela, pero no es raro que un niño sólo tenga problemas en casa con los miembros de la familia.

TND: Factores de riesgo

Hay una gran probabilidad de que los niños que tienen trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH tengan también TND. Los niños con TDAH son propensos a ser distraídos e impulsivos, lo que a menudo los pone en un curso de colisión con las expectativas de comportamiento. Los patrones repetidos de interacciones negativas con los padres y otras figuras de autoridad pueden llevar al desarrollo del TND.

Los niños que tuvieron muchas dificultades para calmarse cuando eran niños pequeños y continúan luchando para manejar emociones, como la frustración y la decepción a medida que maduran, pueden correr el riesgo de desarrollar TND.

Experimentar estrés y trauma también puede ser un factor de riesgo para desarrollar el TND.

TND: Diagnóstico

Para que un niño sea diagnosticado con TND debe tener un patrón de comportamiento perturbador que incluya al menos cuatro síntomas de las siguientes categorías:

Estado de ánimo enojado/irritable

  • A menudo pierde la calma
  • A menudo esta conmovido o se molesta con facilidad
  • A menudo está enojado y resentido

Comportamiento Argumentativo/Desafiante

  • A menudo discute con los adultos
  • A menudo desafía activamente o se niega a cumplir con las solicitudes de las figuras de autoridad o con las reglas
  • A menudo molesta deliberadamente a los demás
  • A menudo culpa a otros por sus errores o mal comportamiento

Reivindicación

  • Ha sido rencoroso o vengativo al menos dos veces en los últimos 6 meses

Para ser diagnosticado con TND, un niño debe haber tenido un patrón de problemas de conducta que duren al menos seis meses y que involucren al menos a un individuo que no sea un hermano.

Los especialistas clínicos evaluarán la frecuencia, la intensidad y la duración de los síntomas del niño, así como el deterioro causado por ellos, al hacer el diagnóstico. Esto implicará hacer una historia detallada de los comportamientos del niño en varias situaciones. Dado que los niños con TND pueden mostrar síntomas sólo en un entorno, generalmente en el hogar, y es más probable que sean desafiantes en las interacciones con adultos y compañeros que conocen bien, es posible que los síntomas no se evidencien en el consultorio del profesional clínico.

El TND es típicamente diagnosticado alrededor de la edad de escuela primaria.

TND: Tratamiento

El TND es tratado, generalmente con terapia de comportamiento o una combinación de terapia de comportamiento y medicación.

Psicoterapéutico: Cuando se trata a un niño por TND, reparar la relación padre-hijo es una prioridad. Esto significa que los padres juegan un papel importante en el tratamiento. Con frecuencia se recomiendan programas de capacitación para padres, para ayudar a los padres a aprender a entrenar el comportamiento de sus hijos estableciendo expectativas claras y elogiando constantemente a los niños cuando cumplen con ellas, y utilizando consecuencias efectivas cuando no lo hacen.

Los programas de capacitación de padres pueden incluir sesiones con padres e hijos trabajando juntos, o sólo con padres solos. Algunos de los diferentes programas incluyen:

  • Terapia de interacción padres-hijos (PCIT, por sus siglas en inglés)
  • Capacitación en el manejo del comportamiento para padres (PMT, por sus siglas en inglés)
  • Adolescentes desafiantes
  • Programa de crianza positiva (Triple P)
  • Los increíbles años
  • Entrenamiento en habilidades emocionales y conductuales (BEST, por sus siglas en inglés)

Algunos niños también pueden beneficiarse de la capacitación en habilidades sociales para mejorar las relaciones con sus pares, o de la terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés) si están luchando contra la ansiedad o la depresión. Los niños que luchan contra la desregulación emocional extrema pueden beneficiarse de la terapia dialéctico-conductual o TDC (DBT, por sus siglas en inglés).

Farmacológico: No hay ningún medicamento aprobado por la FDA para el TND. Sin embargo, los medicamentos antipsicóticos como Abilify (aripiprazol) y Risperdal (risperidona) se recetan con frecuencia si un niño corre el riesgo de ser expulsado de la escuela o del hogar.

Se pueden recetar medicamentos estimulantes si un niño también tiene TDAH o está luchando contra la impulsividad excesiva. A los niños con depresión o ansiedad subyacente se les puede recetar un antidepresivo (SSRI).

TND: Riesgo de otros trastornos

Un porcentaje pequeño de los niños diagnosticados con TND desarrollarán un trastorno de conducta. El trastorno de conducta es un trastorno de comportamiento más grave que incluye actos criminales como robar, prender fuego y lastimar a las personas. El tratamiento temprano es clave para que las probabilidades de que los niños presenten este trastorno sea menos probable.