Trastorno por atracón: Tratamiento

Los tratamientos para el trastorno por atracón incluyen psicoterapia, medicamentos, programas conductuales para la pérdida de peso y estrategias de autoayuda. El objetivo principal del tratamiento, reducir o eliminar el hábito de los atracones, puede ir de la mano con el objetivo de perder peso.  Sin embargo, no todos los niños y adolescentes que sufren el trastorno necesitan bajar de peso.  La psicoterapia, en particular la terapia cognitivo-conductual, puede ayudar a los pacientes a lidiar con los temas que pueden provocar los atracones de comida, como una imagen corporal negativa, ansiedad o depresión.  La psicoterapia interpersonal puede ayudar con los atracones provocados por relaciones difíciles con los demás, incluidos los miembros de la propia familia. Si bien no hay medicamentos específicos para tratar el trastorno por atracón, existe cierta evidencia que sugiere que los antidepresivos y el anticonvulsivo topiramate (Topamax) pueden ser útiles en el tratamiento de casos particularmente difíciles.  

Relacionado:

DBT: ¿Qué es la terapia dialéctico-conductual?

El papel de la familia en la recuperación de los trastornos alimentarios