Anorexia: Diagnóstico

El primer paso que dará un profesional para hacer un diagnóstico de anorexia es una evaluación del peso del niño en relación con el peso promedio para su edad. Si mantiene constantemente un peso corporal del 15% por debajo de la media, ya sea por pérdida de peso o por falta de aumento de peso, el médico profundizará más y tratará de averiguar si ella está extremadamente preocupada por el aumento de peso o por la perspectiva de estar gorda, aunque sea muy delgada. Buscará pruebas de que la niña tiene una imagen corporal poco realista o que niega la gravedad de su condición. Las menstruaciones irregulares también pueden ser un factor en el diagnóstico. El diagnóstico puede ser de tipo restrictivo (sin purgas) o de tipo compulsivo/purgante (ella recurre a los vómitos autoinducidos o al mal uso de diuréticos, laxantes o enemas para mantener su peso bajo).