Disforia de género: A qué estar atento

Los niños con disforia de género tienen una desconexión entre el género que los demás asumen que tienen, basándose en las características del sexo, y el género que ellos mismos sienten que tienen. En la infancia, algunos muestran una fuerte preferencia por la ropa, los juguetes y las actividades asociadas con el otro género, y pueden afirmar que son el otro género o que al crecer serán del otro género. Pero otros individuos se presentan como su género asignado durante la infancia, o se mantienen neutrales en cuanto a su género, sin mostrar una fuerte preferencia por las cosas o los roles asociados con ninguno de los dos géneros. Pero a medida que llegan a la adolescencia pueden expresar una fuerte aversión a su propia anatomía sexual y un fuerte deseo de tener características sexuales del género que han experimentado. Esto puede ser una completa sorpresa para sus padres. No es una disforia de género, a menos que la incongruencia les cause una angustia significativa o un impedimento en áreas importantes del funcionamiento.