Esquizofrenia: A qué estar atento

Los niños con esquizofrenia pueden exhibir pensamientos y comportamientos inusuales. Si su hijo tiene esquizofrenia, puede expresar ideas sin sentido, parecer distraído internamente o percibir hostilidad en los demás donde no haya ninguna aparente. Aunque es habitual que los niños pequeños tengan amigos imaginarios, las voces que oyen los niños con esquizofrenia se experimentan como algo externo, no interno, como si estuvieran oyendo hablar a otra persona o diciéndoles lo que tienen que hacer. Otras señales incluyen la creencia del niño de que los extraños saben de él o que están hablando de él, o que la televisión le transmite mensajes especiales. Para un niño con esquizofrenia, las tareas cotidianas como comer, bañarse, asistir a la escuela y comunicarse de forma coherente pueden resultar difíciles, y puede retirarse de la interacción social o parecer que tiene poco rango emocional.

Relacionado:

Esquizofrenia infantil: ¿Cuáles son las primeras señales?

Cómo estar pendientes de las señales de psicosis en los adolescentes