Esquizofrenia: ¿Qué es?

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico crónico que se caracteriza por un pensamiento distorsionado, alucinaciones y/o delirios -llamados síntomas “positivos”- y síntomas “negativos” que incluyen el aislamiento social y la falta de afecto. Los niños con esquizofrenia a menudo experimentan delirios paranoicos -perciben ciertas interacciones como si fueran hostiles aunque no las sean- y su comportamiento resultante se interpreta erróneamente como un trastorno de la conducta. Pueden creer que otras personas son capaces de controlar sus pensamientos o leer su mente, o creer que hay mensajes especiales para ellos en las cosas como los programas de televisión o las ocurrencias o coincidencias. Aunque la esquizofrenia infantil es muy poco común, los síntomas preliminares del trastorno pueden manifestarse en niños más pequeños.