Dificultad para responder a las preguntas en clase

A veces los niños hacen perfectamente bien los exámenes y las tareas, pero cuando se les pregunta en clase, los profesores chocan con una pared. Hay varias razones diferentes por las que esto podría suceder.

“Cuando enseñaba, me daba cuenta de que cuando tenía que llamar a alguien, o tenía que averiguar a quién le tocaba hablar, era como si el niño ansioso siempre tendiera a desaparecer”, dice el Dr. Schuster. “El niño ansioso hace contacto visual, dándole algún tipo de presencia física en la habitación como ‘¡Pregunteme, pregúnteme!’”

Pero cuando los niños están ansiosos por responder a las preguntas en clase, “lo más probable es que rompan el contacto visual, pueden mirar hacia abajo, pueden empezar a escribir algo aunque no estén realmente escribiendo algo. Intentan romper la conexión con el profesor para evitar lo que les hace sentir ansiosos”.

A veces los niños se ponen tan ansiosos que se congelan, cuando se les llama en clase. Puede que hayan estado prestando atención a la lección y que incluso sepan la respuesta, pero cuando se les llama, su nivel de ansiedad aumenta tanto que no pueden responder.