Guía para Padres para Obtener Cuidados de Calidad

Guides

¿Y si mi Hijo Tiene más de un Desorden?

Una realidad que puede hacer especialmente difícil el tratamiento de los niños con una enfermedad mental es que los síntomas que padecen sean el resultado de más de un trastorno. Un niño con autismo también puede tener TDAH; un adolescente con ansiedad social también puede estar deprimido. Si un niño presenta lo que los médicos llaman trastornos “coexistentes”, tratar uno no hará que el otro desaparezca. Por ejemplo, si un adolescente con TDAH o depresión usa el alcohol para automedicarse, y debido a ello desarrolla un trastorno por abuso de sustancias, tratar el trastorno original no va a remediar el abuso de sustancias.

Cuando los niños tienen más de un trastorno, es importante trabajar con un médico, o con un equipo médico, capaces de comprender cómo los trastornos interactúan, y de crear un plan de tratamiento que responda a cada uno de ellos. Es muy importante que todos los médicos que prescriban alguna medicación tengan conocimiento de todos los trastornos coexistentes, de todos los medicamentos que se están prescribiendo, y de cómo interactúan.