Hitos del desarrollo a los 5 años

Hitos del movimiento

  • Se para en un pie durante diez segundos o más.
  • Brinca, da volteretas.
  • Se columpia, trepa.
  • Puede saltar en un pie.

Hitos en las habilidades con las manos y los dedos

  • Copia triángulos y otros patrones geométricos.
  • Dibuja a las personas con cuerpo.
  • Escribe algunas letras.
  • Se viste y desviste sin ayuda.
  • Utiliza tenedor, cuchara y (algunas veces) cuchillo de mesa.
  • Suele encargarse de sus propias necesidades fisiológicas en el inodoro.

Hitos del lenguaje

  • Recuerda parte de una historia.
  • Habla con oraciones de más de cinco palabras.
  • Usa el tiempo futuro.
  • Narra cuentos más largos.
  • Dice nombres y direcciones.

Hitos cognitivos

  • Puede contar diez o más objetos.
  • Dice correctamente el nombre de por lo menos cuatro colores.
  • Comprende mejor el concepto del tiempo.
  • Tiene conocimiento de lo que se usa cada día en casa (dinero, alimentos, electrodomésticos).

Hitos sociales y emocionales

  • Quiere complacer a los amigos.
  • Quiere ser como sus amigos.
  • Es más probable que acepte las reglas.
  • Le gusta cantar, bailar y actuar.
  • Muestra más independencia y hasta puede visitar solo a algún vecino cercano.
  • Está consciente de su sexualidad.
  • Puede distinguir la fantasía de la realidad.
  • Algunas veces es exigente, otras es sumamente colaborador.

Vigilar el desarrollo saludable

Debido a que cada niño se desarrolla a su manera particular, es imposible decir exactamente cuándo o cómo perfeccionará su hijo una habilidad determinada. Los hitos del desarrollo enumerados aquí pueden darle una idea general de los cambios que usted puede esperar a medida que su hijo crece, pero no se alarme si su desarrollo toma un rumbo ligeramente diferente. Sin embargo, informe al pediatra si su hijo muestra alguna de las siguientes señales de un posible retraso en el desarrollo para este grupo de edad.

  • Exhibe un comportamiento sumamente temeroso o tímido.
  • Exhibe un comportamiento sumamente agresivo.
  • Es incapaz de separarse de sus padres sin una gran resistencia.
  • Se distrae fácilmente y es incapaz de concentrarse en una actividad individual durante más de cinco minutos.
  • Muestra poco interés en jugar con otros niños.
  • Se rehúsa a responderles a las personas en general, o responde solo superficialmente.
  • Rara vez recurre a la fantasía o imitación cuando juega.
  • Parece deprimido o triste la mayor parte del tiempo.
  • No participa en actividades variadas.
  • Evita a otros niños y adultos o parece mantenerse apartado de ellos.
  • No expresa una amplia gama de emociones.
  • Tiene problemas alimentarios, del sueño o para usar el inodoro.
  • No puede diferenciar entre la fantasía y la realidad.
  • Parece inusualmente pasivo.
  • No comprende instrucciones de dos pasos con uso de preposiciones (“Pon la taza sobre la mesa” o “Toma la pelota de abajo del sillón”).
  • No puede decir correctamente su nombre y apellido.
  • No usa plurales ni tiempo pasado correctamente al hablar.
  • No habla sobre sus actividades y experiencias.
  • No puede construir una torre de seis a ocho bloques.
  • Parece incómodo al sostener un crayón.
  • Tiene problemas para quitarse la ropa.
  • No puede cepillarse bien los dientes.
  • No puede lavarse ni secarse las manos.