Cinco criterios para la adición de medicamentos

  1. Ningún niño debe comenzar a tomar dos o más medicamentos al mismo tiempo. Los medicamentos deben introducirse de uno en uno, lo que le permitirá a usted y a su médico controlar los efectos secundarios que se produzcan, y medir los efectos en su estado de ánimo y su comportamiento.
  2. Si su hijo está tomando más de un medicamento, las dosis deben cambiarse de una en una. Es imposible evaluar el efecto de cada cambio si se altera más de uno.
  3. Los nuevos medicamentos deben añadirse y los cambios de dosis deben hacerse cuando la vida y la rutina de su hijo sean lo más estables posible. Es necesario evitar momentos como el comienzo de un nuevo año escolar, las vacaciones, el traslado a una nueva casa o una enfermedad médica.
  4. Cuando cambie o añada medicamentos, es importante que se lo comunique a todos los miembros del equipo de su hija, incluidos sus maestros y otros cuidadores, y que se ponga en contacto con ellos para saber cómo le está yendo.
  5. Cuando evalúe los efectos de un medicamento, es importante que tenga en cuenta otros cambios en la vida de su hija en el hogar y en la escuela que puedan afectar a sus emociones y su comportamiento. No asuma que cualquier cambio es resultado de la medicación.