Riesgos y beneficios

Tomar decisiones sobre la medicación para un niño con problemas emocionales o de comportamiento puede ser intimidante, especialmente cuando se trata de más de un medicamento.

Cuando los niños tienen síntomas psiquiátricos complejos o no responden adecuadamente a un medicamento que están tomando, los médicos suelen recomendar que se añada otro medicamento.

Tomar múltiples medicamentos psicoactivos se llama “polifarmacia”. Y los estudios muestran que el número de niños que toman más de un medicamento se está disparando.

La combinación de medicamentos puede ser efectiva cuando son recetados y controlados cuidadosamente por un médico experto en su uso en niños. Pero es importante que los padres estén informados sobre los riesgos inherentes a la adición de medicamentos, y sobre las señales por las que habría que preocuparse en lo referente a una prescripción médica.