¿Qué debe esperar que haga su médico?

Si el niño tiene síntomas urinarios, la Dra. Swedo recomienda un análisis de orina y un urocultivo. Ella recomienda un cultivo de garganta para buscar estreptococos y un examen para ver si se puede observar una infección oculta o subyacente por estreptococos.

Si la prueba rápida de estreptococos es positiva, recomienda un tratamiento de antibióticos de tres semanas para tratar agresivamente una posible infección sinusal. La sinusitis es el desencadenante de síntomas para muchos niños, dice ella.

Y la Dra. Swedo también recomienda que el pediatra programe una visita de seguimiento para tres días después, para consultar con la familia. “El estrés familiar está por las nubes con este síndrome, en algunas medidas más alto que el de los niños que han sido diagnosticados con leucemia”, señala. “Por lo tanto, el médico que trata las causas médicas también debe remitirlo inmediatamente a un psicólogo o psiquiatra, lo que esté disponible en su área”.

Muchos niños responden dentro de la primera semana del tratamiento con antibióticos. Cuanto más tiempo hayan estado los síntomas activos, antes de que el niño comience el tratamiento, más tardará la respuesta. Si los síntomas desaparecen, se termina el tratamiento con antibióticos y luego practica lo que la Dra. Swedo llama “espera vigilante”. Sin embargo, algunos niños no responden al tratamiento que solo incluye antibióticos. Y muchos tendrán episodios posteriores cuando los síntomas reaparecen, desencadenados por otra infección.