Si cree que su hijo podría tener PANS

La primera parada de los padres cuando experimentan un cambio de comportamiento tan dramático suele ser el pediatra o, en casos extremos, la sala de emergencias, señala la Dra. Swedo. Ella recomienda que se abstenga de insistirle al médico que su hijo tiene PANS, y que traiga artículos sobre el trastorno como respaldo, ya que los profesionales médicos tienden a ser escépticos ante el apuro de los padres por el diagnóstico.

La mejor manera de presentar esto, dice, es: “Estoy realmente preocupada por el cerebro de mi hijo. Ha habido un cambio brusco en su comportamiento. Esto es lo que he visto en casa. Está completamente fuera de lugar”. El objetivo, según ella, es asociarse con el médico en términos de resolverlo juntos. El PANS es una posible explicación para los cambios repentinos en el comportamiento, pero su médico también querrá considerar otros.

En el pasado, los pediatras y otros médicos a menudo rechazaban a las familias que describían el TOC de inicio agudo, dijo la Dra. Swedo, suponiendo que los padres deben haber omitido los síntomas menos graves antes. Pero el PANS y el PANDAS ahora deberían ser mucho más ampliamente reconocidos.

También es bueno consultar con el maestro o la escuela de su hijo para ver si ha habido casos de estreptococos. Un niño no tiene que tener síntomas de estreptococo para tener una infección; algunos niños nunca presentan síntomas.