Habilidades: Cómo dar instrucciones efectivas

Es más probable que los niños entiendan y cumplan sus instrucciones si usted sigue estas pautas:

  • Sea directo. Hagan declaraciones en lugar de hacer preguntas: “Por favor, siéntate”, en lugar de “¿Estás listo para hacer tus tareas?”.
  • Manténgase cerca. Dé instrucciones cuando esté cerca de su hijo, en lugar de llamarlo desde el otro lado de la habitación.
  • Use comandos claros y específicos. En lugar de “Anda”, diga, “Por favor, ve a empezar tu tarea de lectura”.
  • Dé instrucciones apropiadas para la edad de su hijo. Háblele a su hijo a un nivel que él pueda entender. Si su hijo es más pequeño, mantenga las cosas simples y use palabras que usted sabe que él conoce: “Por favor, recoge la pelota”. Con los niños mayores, es importante ser claro sin ser condescendiente.
  • Dé instrucciones de una en una. Especialmente para los niños que tienen problemas de atención, trate de evitar dar una serie de instrucciones, como “Por favor, ponte tus zapatillas, toma tu almuerzo de la cocina y encuéntrame en el pasillo”.
  • Procure que las explicaciones sean sencillas. Dar un razonamiento puede aumentar la probabilidad de que los niños escuchen un, pero no si las instrucciones se pierden en ella. Por ejemplo: “Ve a ponerte el abrigo porque está lloviendo y no quiero que te resfríes”. En vez de eso, intente con: “Está lloviendo y no quiero que te resfríes. Ve a ponerte el abrigo”.
  • Dé tiempo a los niños para que asimilen la situación. Después de dar una instrucción, espere unos segundos, sin repetir lo que ha dicho. Los niños aprenden a escuchar las instrucciones que se dan de una manera calmada una vez ,en lugar de aprender que no necesitan escuchar porque de todos modos las instrucciones se les repetirán.