Diagnóstico de TDAH

¿Cuándo se diagnostica el TDAH?

Debido a que los síntomas del TDAH también pueden ser el resultado de otros problemas, tales como ansiedad, depresión o trauma, el profesional que esté diagnosticando a su hijo debe descartar de manera cuidadosa otras posibles razones para su comportamiento.

Un niño debe ser diagnosticado con TDAH solamente si exhibe una variedad de comportamientos de inatención o impulsivos.

> A un nivel que sea anormal para niños de su edad

> Por un período extendido

> En más de un ambiente, por ejemplo, tanto en casa como en la escuela

Estos comportamientos también deben estar interfiriendo de manera significativa con las tareas de la escuela o la interacción social.

¿Cómo se llega a un diagnóstico de TDAH?

Para realizar un diagnóstico acertado, el médico debe recolectar información de varias personas quienes hayan observado a su hijo, incluyéndose usted mismo, otros proveedores de cuidado y maestros.

Se les pedirá a los padres y maestros rellenar una escala de calificación, tal como SNAP, la Escala de Verificación del Comportamiento, o Escala de Conners, para captar una evaluación acertada de la frecuencia de los síntomas por un período de tiempo. Un niño puede recibir una prueba llamada la Prueba de Desempeño Continuo, la cual califica su capacidad para completar una tarea repetitiva por un período de tiempo y puede proporcionar una panorámica más compleja sobre sus síntomas de TDAH.

Un niño no debe ser diagnosticado con TDAH simplemente basado en el reporte del padre o del maestro de que sea excesivamente activo o distraído.

¿Quién puede diagnosticar el TDAH?

El TDAH puede ser diagnosticado por cualquier doctor o profesional de salud mental, incluyendo:

  • Pediatras
  • Psiquiatras
  • Psicólogos clínicos
  • Trabajadores sociales
  • Psicólogos escolares

Pero en la mayoría de los casos solo los médicos clínicos, como los psiquiatras, pueden prescribir medicamentos para tratarlo. (Algunos estados permiten que los psicólogos prescriban, y las enfermeras certificadas que son asistentes de doctores con frecuencia también pueden). La gran mayoría de los diagnósticos de TDAH son realizados por los pediatras, sin embargo, los padres deben estar conscientes de que muchos pediatras no tienen entrenamiento avanzado en trastornos psiquiátricos, y un diagnóstico de TDAH no debe ser realizado en una rápida visita al consultorio, basado únicamente en un reporte de que el niño esté teniendo problemas para concentrarse en la escuela. La falta de atención puede ser causada por otras cosas y darle medicamento para el TDAH no tratará su problema si no tiene TDAH.