¿Por qué a menudo los niños con TDAH son desafiantes o demuestran comportamiento disruptivo?

Los arrebatos desafiantes y emocionales son muy comunes en los niños con TDAH, a pesar de que estos no son, en sí mismos, síntomas de TDAH.

Los niños que tienen TDAH tienden a volverse desafiantes cuando se espera que ellos hagan cosas que son difíciles para ellos, especialmente cuando eso significa dejar de hacer algo placentero, como jugar un videojuego. Así que las cosas como las tareas de la escuela, irse a dormir, vestirse e ir a cenar pueden convertirse campos de batalla.

Es difícil para ellos tolerar estas situaciones debido a un déficit inherente para prestar atención, tolerar situaciones aburridas, controlar sus impulsos, hacer una transición de una actividad divertida y controlar su nivel de actividad. Debido a que estas situaciones son realmente difíciles para ellos, los niños podrían tratar de evitarlas.

Lamentablemente, cuando se trata de la crianza de niños con TDAH, las estrategias de evitación que estos niños suelen utilizar son conductas disruptivas, berrinches, discusiones, desafiar y las luchas de poder.