TDAH: A qué estar atento

Los comportamientos relacionados con el TDAH suelen hacerse evidentes cuando el niño tiene entre 3 y 6 años.  Los comportamientos hiperactivos o impulsivos, que generalmente son los primeros que se perciben, incluyen moverse intranquilamente, incapacidad de permanecer quieto, exceso de energía, estallidos verbales, impaciencia extrema, hablar sin cesar e interrumpir a los demás.  La falta de atención generalmente es percibida solo hasta que el niño comienza la escuela.  Es posible que los niños se distraigan con facilidad, que tengan dificultad para seguir instrucciones, que sean extraordinariamente olvidadizos, que batallen con tareas de organización, eviten cosas que involucren un esfuerzo mental y que parezcan ignorar lo que está ocurriendo a su alrededor.  

Los niños son diagnosticados con TDAH con más frecuencia que las niñas, a una tasa de 2 a 1, aunque las niñas experimentan el trastorno de manera diferente. 

Relacionado:

En qué medida son diferentes las niñas que tienen TDAH

Lo que es TDAH (y lo que no es) en el salón de clase