TOC: ¿Qué es?

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es una condición de ansiedad que atormenta a una persona con pensamientos, imágenes o impulsos no deseados, llamados obsesiones, que son imposibles de suprimir, provocándole gran estrés y preocupación. El niño desarrolla acciones repetitivas y ritualizadas (compulsiones) para aliviar la ansiedad causada por estas obsesiones. Estas compulsiones, que pueden ser conductas o actos mentales como contar, no están conectadas de manera realista con las amenazas que pretenden neutralizar o prevenir.

Las obsesiones comunes incluyen el miedo a la contaminación, el miedo a hacerse daño a sí mismo o a otros, y el miedo a que pueda hacer algo violento o terrible.  Los niños con TOC pueden lavarse las manos compulsivamente, cerrar y volver a cerrar algo un cierto número de veces, alinear objetos o tocar partes de sus cuerpos simétricamente para neutralizar un miedo y sentirse cómodos. También pueden hacer preguntas repetidamente y buscar reafirmación.