¿Qué es ansiedad?

Sentirse ansioso es una reacción natural a situaciones estresantes. Sin embargo, cuando la ansiedad de un niño interfiere con su capacidad para manejar situaciones del día a día, o lo impulsa a evitar cosas que la mayoría de las personas de su edad disfrutan, se podría diagnosticar un trastorno de ansiedad.

La ansiedad tiene muchos síntomas y puede lucir diferente de un niño a otro. Estas son algunas señales comunes que podrían indicar un trastorno de ansiedad:

  • Problemas para dormir
  • Quejarse de dolores de estómago u otros problemas físicos
  • Evitar situaciones
  • Mostrar un comportamiento dependiente o demasiado apegado con los padres o cuidadores
  • Problemas para concentrarse en clase o estar muy inquieto
  • Comportamiento disruptivo y arrebatos explosivos
  • Conductas extremadamente tímidas

A qué estar atento

Los niños pueden ser diagnosticados con diferentes tipos de ansiedad dependiendo de lo que estén enfrentando. A continuación se describen varios tipos diferentes de ansiedad.