Trastorno de ansiedad por separación

Los niños con ansiedad por separación experimentan una gran angustia al ser separados de sus cuidadores. Para ser diagnosticado con un trastorno de ansiedad por separación, la angustia del niño debe ser excesiva para su edad y también impedir que participe en actividades apropiadas para su edad. 

Los síntomas incluyen: 

  • Preocupación por perder a los padres u otras figuras de apego a causa de enfermedad o muerte.
  • Miedo irracional a un evento que causa separación (como perderse o ser secuestrado).
  • Renuencia o rechazo a salir de casa para ir a la escuela.
  • Miedo injustificado a dormir o estar solo.
  • Pesadillas persistentes sobre la separación.
  • Síntomas físicos (como dolores de cabeza o de estómago) al momento de la separación o en anticipación a la misma.

Para cumplir con los criterios para el trastorno de ansiedad por separación, el niño debe tener síntomas durante al menos cuatro semanas.