Trastorno de ansiedad social

Los niños con trastorno de ansiedad social son excesivamente tímidos, lo que les dificulta socializar con sus compañeros y participar en clase. 

Para recibir un diagnóstico de trastorno de ansiedad social, el miedo de un niño a ser humillado durante los encuentros sociales debe ser suficientemente severo como para interferir en gran medida con su funcionamiento normal. Los síntomas incluyen: 

  • Evitar activamente situaciones sociales que provocan ansiedad o sentir una angustia intensa durante dichas situaciones.
  • Reacción de pánico (temblores, sudoración, dificultad para respirar) en respuesta a situaciones sociales o, en el caso de niños pequeños, berrinches y llanto.
  • Miedo a parecer ansioso y ser juzgado negativamente por ello.