Renee Jain es una coach de vida y fundadora de los programas GoStrengths! y GoZen! Jain ha escrito sobre sus propias luchas con la ansiedad infantil y nos juntamos para hablar sobre la maternidad, la ansiedad y la conciencia plena (también conocida como atención plena).

Rae: ¡Vamos al grano! Tienes una visión realmente compasiva y no estigmatizada de la ansiedad. No eres un fracaso como madre porque tu hijo está ansioso. Eso debe ser muy alentador cuando lo escuchan los padres.

Renee: Tuve mucha ansiedad cuando era niña, así que sé cuán real puede ser una dificultad. Recuerdo que afectaba toda la familia. Sé el dolor que conlleva para todos tener un niño con ansiedad en casa.

Rae: Entonces puedes identificarte tanto con los niños como con los padres.

Renee: Por su puesto. En los últimos años he tenido bebés. Cuando tienes hijos te das cuenta de que puedes estar leyendo todos los libros de librero, haciendo la mayor cantidad de investigación posible, pero cuando estás en el calor del momento y un niño viene a ti con un ataque de pánico, todo eso se cae.

Creo que en ese momento estás brindando alivio a corto plazo y eso se siente bien para todos en ese momento, pero no les brinda a los niños el alivio que necesitan a largo plazo. Así que me concentro mucho en cambiar esas prácticas.

Te daré un ejemplo: Mi hija tiene miedo de las mesas para cambiar pañales. ¡No sé por qué! Tiene dos años y no quiere ir a ningún cambiador excepto el que está en su habitación, pero si estoy en el aeropuerto, eso realmente va a ser un problema.

Ahora, es mucho más fácil para mí evitar la situación porque sé que causará una crisis. Pero sé, desde una perspectiva basada en la investigación, que evitar el desencadenante de ansiedad solo empeorará las cosas. ¡El punto es que es realmente difícil poner en práctica la investigación!

Rae: Has escrito sobre el valor de la preocupación.

Renee: Creo que existe esta mentalidad de que deberíamos tener cero ansiedad, que deberíamos vivir una vida sin estrés y eso no es racional. Desde una perspectiva evolutiva, el estrés tiene un propósito, la preocupación tiene un propósito. Puede ser un mecanismo de protección y también puede ser un catalizador para el cambio. Un poco de estrés en realidad puede beneficiarlo.

Creo que el solo hecho de saber que un poco de preocupación no es mala para ti es una gran victoria para un niño. Si están tomando un examen y están teniendo un ataque de ansiedad, con solo decirse a sí mismos que está bien y que un poco de estrés puede motivarte a hacerlo mejor puede hacer una diferencia. Creo que realmente necesitamos cambiar nuestra perspectiva. Un poco de estrés está bien.

Rae: Eso me lleva al trabajo que haces llevando la conciencia plena al tratamiento de la ansiedad …

Renee: Es una práctica que es efectiva y se puede aprender de manera bastante rápida. Es gratuita y su hijo puede aprenderla y aprender a usarla por su cuenta. Los niños y los padres enfrentarán desafíos a lo largo de sus vidas y estas habilidades siempre serán útiles.

Rae: Entonces, ¿cómo se puede comenzar a desarrollar las habilidades necesarias para utilizar la atención plena para combatir la ansiedad?

Renee: Muchas veces estamos pensando en el futuro o en el pasado. Es interesante que la ansiedad se desencadene ya sea pensando en el futuro o pensando en cosas pasadas que han sucedido. Es mucho menos probable que estés ansioso si te concentras en el momento presente.

Así que hay algunas formas muy simples en las que uno puede llevarse a sí mismo al momento presente. Por ejemplo, solo enfóquese en sus sentidos, incluso durante 60 segundos, en lo que está sintiendo, qué es lo que está tocando, qué puede saborear, qué ve. Recorrer sus cinco sentidos no lleva mucho tiempo, pero puede llevarlo al momento presente. Y de nuevo, es un hábito mental. Digamos que hace eso una vez al día, incluso cuando no está ansioso. Está desarrollando una habilidad que puede usar para relajarse cuando estás ansioso.

Rae: Me gusta que es algo en lo que puedes participar sin ningún tipo de ritual. La idea de algo que tienes que “practicar” puede sentirse como otra cosa que tiene que hacer, pero estos son sólo hábitos que puede incorporar a la vida diaria.

Renee: Exactamente. La atención plena es solo parte del día. No tiene que castigarse por no ser consciente. Hay momentos para estar atentos todos los días. Le daré otro ejemplo sencillo. Desarrollamos hábitos y la razón por la que lo hacemos es para que podamos ser eficientes en nuestras vidas. Es más fácil cuando las tareas básicas están automatizadas y las hacemos con tanta frecuencia que no requieren pensar, por lo que es fácil para nuestras mentes divagar.

Por ejemplo, al cepillarse los dientes, probablemente se lave los dientes con la mano dominante y nunca se lo piense dos veces. Pero, digamos que tratase de cambiar de mano. Probablemente sería incómodo, pero esa novedad le llevaría al momento presente, ¡porque tiene que pensar acerca de eso! Entonces, hacer algo diferente lo activa y lo saca del piloto automático.

Rae: Entonces, cuando se trata de niños ansiosos, ¿estas estrategias se mantienen igual o necesita un método completamente nuevo?

Renee: Lo que pasa con los niños pequeños es que son naturalmente conscientes. Los niños nunca están en piloto automático, están muy involucrados en el momento presente. Están fascinados y entusiasmados con su entorno. Tal vez huelen algo que nunca antes habían olido o ven algo nuevo y emocionante, cosas que nuestras mentes adultas han pasado por alto porque estamos tan acostumbrados a ellas, eso es atención plena.

Así que comienzan muy atentos, pero se los vamos quitando a medida que crecen y van a la escuela. Entonces, ¿cómo ayudamos a un niño que está ansioso? Al igual que los adultos, gran parte de eso vendrá de las preocupaciones sobre el futuro o los recuerdos de malas experiencias, por lo que traerlos al presente sigue siendo realmente útil.

Para los niños, desea hacer que las cosas (A) sean divertidas y (B) rápidas. Si un niño se siente ansioso, puede intentar un ejercicio rápido que sea divertido. Por ejemplo, he usado uno que yo llamo la caminata ninja, que es exactamente lo que parece. Tienes que caminar como un ninja por un minuto, ¡y los ninjas son muy silenciosos! Entonces el niño se está enfocando en caminar silenciosamente y escabullirse. Es divertido y la concentración ayuda a llevarlos al presente.

Lo que pasa con los niños pequeños es que son muy abiertos. Están listos para casi cualquier cosa. Es bastante fácil enseñarle a un niño a practicar conciencia plena, porque al final sólo está descubriendo lo que es natural para ellos.

Rae: También parece que si usted incluye la atención plena a su propio día puede modelar eso para sus hijos.

Renee: Es muy gracioso, mi hija tiene dos años y respira profundamente conmigo. Me hace reír a carcajadas porque a veces ella respira como un toro, no una respiración muy profunda, ¡pero lo hago todas las mañanas y lo hace conmigo! Entonces, absolutamente, modelar la atención plena es un gran mecanismo de enseñanza. Y hay un efecto de contagio en la ansiedad, por lo que encontrar una manera de estar tranquilo puede ayudar a prevenir que su ansiedad se propague.

Esto es lo que creo. Creo que hay muchas herramientas diferentes que funcionan para los niños en un sin fin de situaciones. No hay una sola manera. Pero hay muchas pequeñas herramientas y técnicas que puede usar para pasar el día, y una vez que encuentra algo que funciona y comienza a usarlo, se convierte en una parte de usted y eso es algo a lo que puede recurrir por el resto de su vida.