Ask An Expert / Dificultades en la crianza

Mi hija de 4 años se escapa de la casa, a pesar de las cerraduras y alarmas. ¿Qué puedo hacer?

Deambular puede ser un síntoma de autismo o de otro trastorno psiquiátrico.

Harold S. Koplewicz, MD
Harold S. Koplewicz, MD

President; Medical Director

Child Mind Institute

Tengo a una hija de 4 años que ha empezado a escaparse de la casa en cada oportunidad que ha tenido, tan pronto como aprendió a abrir la cerradura y la puerta. Para mi consternación, el DHS (Programa de Cuidado de Niños del Departamento de Servicios Humanos) una vez se involucró. La vigiló como un halcón. Pusimos cadenas arriba de las puertas y alarmas en las ventanas. Pero, recientemente descubrió que puede meterse al patio de un vecino que tiene una alberca, y sé que va a seguir haciéndolo. Esto me aterroriza, ya que a ella no le da miedo el agua. Parece que la disciplina no ha causado que pare este comportamiento. ¿Qué puedo hacer? No creo que mi pediatra me escuche, y como tenemos el seguro de Tricare, lo más probable es que no reconozca el autismo (si es que lo tiene) incluso si pudiera ser diagnosticada.

Este comportamiento que está describiendo se clasifica como vagabundeo, o fuga, y de hecho, sí está vinculado al trastorno del espectro del autismo, pero también está vinculado al trastorno por déficit de atención por hiperactividad o TDAH, y a otros trastornos psiquiátricos de desarrollo. Es muy peligroso, usted bien lo sabe, y se volverá más difícil lidiar con ello cuando la niña empiece la escuela, ya que va a estar bajo la supervisión de otro adulto quien va a tener que supervisar a muchos niños y que puede no tomar en serio el riesgo del merodeo. Los niños en el espectro de autismo merodean porque alguna cosa les atrae fuertemente (por ejemplo, el agua), o porque están huyendo de algo que les molesta (por ejemplo, los sonidos fuertes, las luces brillantes o el conflicto).

Si su pediatra no escucha sus preocupaciones acerca del comportamiento de su hija, entonces usted necesita un nuevo pediatra lo antes posible. Ese pediatra la debería referir con un especialista, un psiquiatra o psicólogo con experiencia para poder diagnosticar a su hija, ya que si ella está en el espectro del autismo, una intervención temprana puede hacer toda la diferencia. Un diagnóstico les abre la puerta al tratamiento, la asistencia con el cuidado de los niños y muchísimos otros beneficios que pueden ayudar muchísimo a su hija, si es que los necesita.

Un diagnóstico también les da la oportunidad de la cobertura del seguro. De lo que nosotros sabemos, Tricare, en general, ofrece cobertura para los miembros de familia que tienen una diagnosis de autismo. El seguro del servicio militar también puede ofrecerles ciertos programas especiales. Estos incluyen al Excepcional Family Member Program, Extended Care Health Option y el Autismo Services Demonstration.

Pero primero lo primero: usted necesita, y se merece, a un pediatra que tome en serio sus preocupaciones de una manera seria.

Suscríbase al boletín semanal.