Ask An Expert / Medicación

Mi hijo de 8 años con TDAH está ansioso. ¿Deberíamos aumentar o cambiar sus medicamentos?

Los medicamentos no son la primera opción para tratar la ansiedad

Steven G. Dickstein, MD

Mi hijo tiene ocho años y está en segundo grado. Fue diagnosticado con TDAH durante el 1er grado. Ha tomado casi todos los estimulantes que hay, excepto el parche de brazo. Lo mejor para él ha sido Vyvanse con un complemento de Ritalin por la mañana y después de la escuela. Este medicamento funciona muy bien para sus síntomas de TDAH, pero sentimos que se ha vuelto más ansioso cuando está tomando estos medicamentos, se pone particularmente nervioso con los insectos. Sin la medicación no parece ansioso, pero su conducta es difícil para todo el mundo y lo ha afectado socialmente. ¿Es posible añadir un medicamento al Vyvanse para ayudarlo con su ansiedad? Sé que hay medicamentos no estimulantes que no aumentan su ansiedad, pero me temo que no lo ayudarán tanto con sus síntomas de TDAH.

En realidad, es muy común que los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH tengan problemas de ansiedad. Algunas veces esto se debe a que los niños se sienten ansiosos como consecuencia de sus síntomas de TDAH: no pueden prestar atención en clase, así que siempre están perdiéndose información y metiéndose en problemas, lo que los hace sentir mal. Pero cuando los niños reciben un tratamiento eficaz para el TDAH, de modo que son capaces de concentrarse y prestar atención, y de escuchar realmente las palabras tranquilizadoras de los adultos en su vida, este tipo de ansiedad realmente podría desaparecer.

En el caso de algunos niños que tienen un trastorno de ansiedad y TDAH, la ansiedad del niño no “desaparece” cuando los síntomas del TDAH mejoran. En una situación como ésta, creo que es importante colaborar con un médico que esté capacitado y se sienta cómodo tratando a los niños que presentan una combinación de TDAH y un trastorno de ansiedad. En la mayoría de los casos, el tipo de especialista mejor capacitado para este tipo de trabajo es un psiquiatra infantil. Aunque los pediatras de atención primaria suelen contar con una gran experiencia en el tratamiento del TDAH, el programa de formación de residencia en pediatría no prepara del todo a un médico para tratar la ansiedad severa con la combinación de terapia cognitivo-conductual y la psicofarmacología que se considera el tratamiento más eficaz.

Al evaluar cuidadosamente todos los comportamientos y síntomas emocionales de un niño, un psiquiatra infantil puede ayudar a los padres a identificar la combinación correcta de respuestas para la complejidad de los comportamientos. Por ejemplo, en algunos casos más raros (1 de cada 25 niños) los medicamentos estimulantes para el TDAH hacen que el niño esté más irritable después de empezar a tomarlos. Sin embargo, se necesita una observación muy cuidadosa para saber si la ansiedad es un efecto secundario del medicamento o si es algo más. Un psiquiatra debe determinar el grado de ansiedad de su hijo antes de empezar a tomar la medicación. Cuando deja de tomar su medicamento, ¿sigue sintiéndose ansioso? ¿Se pone más ansioso? Puede resultar complicado identificar cada uno de los factores, así que es necesario que un médico disponga del tiempo y la experiencia necesarios para averiguar lo que le ocurre a su hijo.

Es esencial obtener una buena evaluación diagnóstica y averiguar si su hijo tiene un trastorno de ansiedad coexistente con el TDAH. Si lo tiene, los trastornos de ansiedad se tratan de forma muy diferente a los del TDAH. El objetivo del tratamiento de un trastorno de ansiedad es ayudar a los niños a aprender a tolerar las cosas que les producen ansiedad. Por eso el tratamiento de primera línea para la ansiedad es la psicoterapia, no la medicación. Cuando atiendo a un niño con TDAH y un trastorno de ansiedad, lo primero que hago es tratar el TDAH con una dosis eficaz de medicación estimulante. Una vez que la concentración y la impulsividad del niño hayan mejorado, entonces colaboro con la familia para empezar a tratar su trastorno de ansiedad con una buena terapia cognitivo-conductual o TCC (CBT, por sus siglas en inglés). Esto sucede en este orden porque los niños que están realmente afectados por sus síntomas de TDAH necesitarán algo de ayuda antes de ser capaces de prestar atención a la terapia y experimentar los beneficios de la misma. Entonces, después de que los síntomas del TDAH estén bajo control, y que se esté realizando la terapia cognitivo-conductual, se puede encontrar que un niño sigue sintiéndose demasiado ansioso. En ese momento, el niño ha demostrado que tiene síntomas más intensos y su médico debería discutir el uso de algún medicamento ISRS, como la sertralina o la fluoxetina, para tratar el trastorno de ansiedad. Las investigaciones han demostrado repetidamente que la combinación de tratamientos farmacológicos con una psicoterapia eficaz (como la TCC para la ansiedad) es más efectiva que cualquiera de los dos tratamientos por separado. Sin embargo, para saber qué es lo que funciona, es conveniente que un médico trabaje cuidadosamente con usted para introducir el tratamiento de uno en uno y desarrollar una estrategia que sea segura y eficaz para ayudar a su hijo a desempeñarse y alcanzar su máximo potencial.